Ocurrió en Australia. Un hombre fue desafiado por sus amigos a ingerir el reptil y a los pocos días se enfermó con salmonella, sus testículos se le inflamaron como el tamaño de un pomelo y tras agonizar durante una semana falleció.

Un australiano cayó gravemente enfermo tras comerse un lagarto y murió menos de dos semanas después «podrido» por dentro.

David Dowell, padre de tres hijos, fue desafiado a comerse un pequeño lagarto en una fiesta con amigos y a los dos días, lo llevaron de urgencia al hospital en «agonía absoluta».

Su hermana, Hannah Dowell, le dijo al periódico The Sydney Morning Herald que un día después de llegar al hospital, los médicos lo diagnosticaron con salmonela.

Al principio la familia sospechó que estaba relacionada con el pollo, pero luego la pareja del hombre, Allira Bricknell, recordó el desafío y se lo comentó a los médicos, señalando que en realidad no lo vio ponerse el lagarto en la boca.

Sin embargo, el estado del hombre empeoró y comenzó a vomitar bilis verde, se le inflamó notablemente el vientre, su orina se volvió negra y sus pulmones se llenaron de líquido procedente del estomágo.

Asimismo, sus testículos presentaban tal hinchazón que habían alcanzado el tamaño de «pomelos» y supuraban, relató la madre al periódico australiano.

Dowell falleció  durante una operación con la que los médicos pretendían atajar la afección que lo aquejaba.

Las causas del deceso no están claras, puesto que los facultativos descartaron que la muerte pudiera deberse realmente a la ingesta del lagarto.

Por su parte, la familia considera que «se pudrió de dentro hacia fuera» y continúa una cruzada con la que aspiran a conocer las causas del repentino y trumático deceso.

Mirá También:  RECOMENDACIONES PARA EL USO ADECUADO DE PIROTECNIA

«Quiero justicia para David… o al menos respuestas. Nunca piensas que algo así puede ocurrirte, pero lo hace», aseguró la hermana.

En un comunicado, el Mater Hosital donde Dowell fue atendido rechazó hacer declaraciones sobre el fallecimiento.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *