Juan Manuel Maidana está siendo juzgado por el caso de la joven asesinada de un disparo frente a su casa de la localidad de Burzaco en un contexto de enfrentamiento entre su familia y la del acusado, en un hecho ocurrido en 2010

Juan Manuel Maidana podría ser sentenciado a penas de entre 18 y 25 años de prisión por el crimen de la joven Romina Acuña, quien fuera asesinada de un disparo frente a su casa de la localidad de Burzaco en un contexto de enfrentamiento entre su familia y la del imputado y que registraba un antecedente por un intento de homicidio, por el que ya fue condenado el hermano de este hombre.

Durante los alegatos, la fiscal Marisa Monti solicitó ante el Tribunal Oral Criminal Nº 10 de Lomas de Zamora que el acusado reciba 18 años de cárcel por el delito de “homicidio simple”y en forma subsidiaria de 2 a 6 años en caso de que se considere culpable de “homicidio en riña”, mientras que el abogado Claudio Espejón (en representación de Stella Maris Díaz, madre de la víctima y constituída en particular damnificada) se pronunció por una pena superior, de 25 años. Por su parte, la defensa pidió la absolución, argumentando “faltas de pruebas”.

Mirá También:  JUEGOS BONAERENSES 2018: LA CATEGORÍA ABUELOS REALIZARÁ PRÁCTICAS

Luego de esta audiencia, los magistrados Santiago Márquez, Lidia Moro y Nicolás Pló decidieron pasar a un cuarto intermedio hasta el próximo martes 23 de abril, cuando en horas del mediodía, den a conocer el fallo de este juicio Romina Acuña II.

A una semana en que salga el veredicto, Stella Maris Díaz (quien integra la agrupación “Unidos queremos Justicia”, como una de las referentes de la lucha de los familiares de víctimas) reiteró que Juan Manuel Maidana “viene asistiendo a las audiencias en libertad, ya que nunca estuvo detenido, ni tampoco fue juzgado en el primer juicio, porque no lo pudo notificar sobre la causa’.

Durante la etapa de declaración de testigos, que insumió tres jornadas, se escuchó al padre de RominaAndrés Acuña, quien señaló a los hermanos Maidana como los autores de los disparos que le ocasionaron la muerte a su hija y a él lo hirieron en una pierna.

También brindaron su testimonio, la madre y hermanos de la joven, quienes aportaron otros datos relevantes sobre el hecho.

Maidana está imputado de dos hechos: por un lado, una tentativa de homicidio de Acuña por un suceso que ocurrió un mes antes del crimen, pero también por el homicidio simple, por el cual ya fue juzgado y condenado su hermano Silvano Maidana a siete años de prisión.

Según la investigación, todo se inició en abril de 2010, cuando se radicó una denuncia en la comisaría 2ª de Almirante Brown debido a unas agresiones que sufrió un miembro de la familia Acuña durante una aparente pelea con algunos de los Maidana, quienes vivían en la misma cuadra. De acuerdo a lo expuesto, entonces, por Stella Maris Díaz hostigaban a sus hijos hasta que el 29 de agosto de ese año, Romina recibió un balazo en un ojo que le ocasionó graves heridas, en momentos en que bajaba del colectivo. Los investigadores imputaron a JuanManuel Maidana de haber sido quien ejecuto ese disparo y recién ahora afrontó el proceso por ese episodio.

Mirá También:  PARKINSON: SE CONFORMARÁ UN GRUPO DE APOYO A PACIENTES

Si bien la chica fue trasladada al hospital Lucio Menéndez de Adrogué y logró recuperarse, fue asesinada diez días antes de ser operada. El 10 de octubre de 2010, alrededor de las 23, en la puerta de su casa de la calle Rufino Córdoba al 700 del barrio Ministro Rivadavia en Burzaco, en medio de otra pelea entre dos familias, Romina Acuña recibió un balazo en el cuello que le provocó la muerte casi en el acto.

En el mismo ataque, el padre de Romina fue herido en una pierna y uno de sus hermanos en una mano, pero ambos se recuperaron.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *