“CHASCOMUS: MOJON CRIOLLO DEL SUR”
OCTAVA ENTREGA

una fundamental: los inmigrantes que llegaron al pueblo en los inmediatos años posteriores a 1S53, año de la Organización Nacional. Entendemos, no sin razón, que la influencia en todos los múltiples movimientos sociales tuvo mucho de acertado su participación. No hubo instituciones o comercios, escuelas o emprendimientos industriales, en que no figurara como propulsor uno de aquellos aventajados inmigrantes que llegaron al pueblo, para poner su cuota de desarrollo y crecimiento.
Es más que reconocido que su participación fue sumamente exitosa en cada actividad que emprendieron, sus ideas comerciales, sus experiencias de las explotaciones ganaderas y agrícolas, su gusto en la atención de hoteles, pensiones y casas de comidas o confiterías, más la capacidad de pergeñar nuevas costumbres de crecimiento educacional a través de academias de idiomas, más las conservación de costumbres de etnias distintas que se asentaron en nuestra ciudad.
Todo contribuyó para que se destacaran en diversos rubros, entre los que más se distinguieron es el del cuidar la salud a través de instituciones de resguardo del bienestar de sus conciudadanos del mismo origen. Así lo encontramos cuando se deciden formar sociedades que los agruparan.
Hubo una primera llamada “Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos” del año 1863, que con 36 socios inició sus actividades. Como su nombre lo indica, nucleaba personas de cualquier nacionalidad, las sucesivas comisiones directivas lo confirman, fue presidida por Alcides Landry, inglés, Domingo Caseaux, francés y Jacinto Machado, español. Se manejaba con los aportes de sus socios que en el año 1899, llegaban a un total de 525. Luego le sucedieron las que agrupaban en forma exclusiva a españoles como lo fue la “Asociación Unión Española” en el año 1873, filial de la existente en Buenos Aires. En 1885 existía la “Sociedad Española de Beneficencia y Socorros Mutuos” dirigida por el padre Julián Quintana, luego se agrega otra conocida con el nombre de “La Fraternidad” con la dirección de don Domingo Goti, desde el año 1893 funcionó en su hogar propio de los altos del edificio actual de Alvear y Soler. Los italianos se juntaron en la “Sociedad Italiana de SOCOITOS Mutuos: Unión Italiana de Chascomús” fusión de dos entidades “La Rosa del Sud” de 1873 y “La Fraternidad” de 1876, Tuvieron edificio propio desde 1889, actual calle Franklin.
Los franceses, en menor número de asocia-dos, se reunieron en la “Sociedad Francesa de Socorros Mutuos Unione et Patrie”, en un edificio en la calle Alvear entre Franklin y Bolívar está su leyenda. Con los ingleses sucede algo particular, el vínculo más fuerte lo constituyen sus templos religiosos, pero debido a la epidemia de cólera del año 1866, deciden la creación de un cementerio, presididos por los irlandeses presbiterianos con el nombre que aún se lo conoce de “San Andrés”.
La participación en nuestras actividades civiles fue tan importante que se aceptó el pedido de las colectividades a integrar las reuniones de los concejales y se nombró un representante llamado “cónsul” que asistía a las reuniones aportando ideas o sugerencias, se turnaban en períodos mensuales, podemos nombrar algunos de ellos: por España Dn. Fernando de Arenaza, por Italia Dn. Alejandro Castagnone, por Francisa Dn. Carlos Jeaningros y por Inglaterra Dn. Santiago Ritchie, tenían voz pero no votaban.
El primer proyecto de empedrado de la calle Buenos Aires (actual Libres del Sur) nació gracias al empeño y apoyo total del cónsul español Dn. Femando de Arenaza en el año 1890.
Las actividades tan solidarias de las Sociedades de Socorros Mutuos fueron despertando entre la gente del pueblo una particular forma de colaborar con los más necesitados, fue así como en el año 1875, se funda la entidad “Damas de la Caridad de San Vicente de Paul” que en poco tiempo reúne fondos con rifas, bazares de beneficencia, romerías, etc., suficientes para emprender la obra de dotar a Chascomús de un Hospital, cuya piedra fundamental se pone 1891.
Como respuesta, otras señoras y señoritas deciden crear la “Sociedad Protectora de Pobres” fundada el 11 de septiembre de 1890, siguiendo los mismos caminos de las anteriores, reúnen fondos como para construir otro edificio para un nuevo hospital, hecho que se realiza el 16 de septiembre de 1894. Lo llamativo de sus funciones es que el primero fue totalmente para hombres mientras el segundo se especializó en mujeres y niños. Es innegable que la conjunción de voluntades entre los criollos y los inmigrantes despertó la posibilidad de que la ciudad de Chascomús tuviese, para fin de siglo dos hospitales, bien construidos y con elementos sanitarios de primer orden, que estaban destinados a los 13.042 habitantes que acusó en censo de 1895. De ellos 9.422 eran nativos y 3.620 extranjeros (1.211 españoles, 1.149 italianos, 722 franceses, 198 ingleses, 29 irlandeses, 16 escoceses y 27 ale- manes, etc.).

Mirá También:  Lo que pasó en el mundo esta semana - 30/09

CONTINUARA
HEG

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *