En Chile, a la altura de Coquimbo, se produjo mar adentro un sismo que derivó en un alerta de tsunami, luego descartado. Durante la evacuación preventiva, dos personas de la tercera edad fallecieron de un infarto.

Un fuerte sismo de 6,7 grados se produjo el sábado alrededor de las 22.30, en la zona centro-norte de Chile, que también se pudo sentir en cinco regiones de Argentina. Dos personas fallecieron de un paro cardíaco cuando comenzaron los operativos de evacuación en Coquimbo ante una alerta de tsunami, que luego fue desestimada por el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada. En las horas siguientes al sismo se dieron unas 14 réplicas, la mayor de 4,3 grados, en la zona norte del país, según informó Sismología de Chile.

El movimiento sísmico se sintió principalmente en las regiones chilenas de Coquimbo, Valparaíso y Atacama, además de la Metropolitana y O’Higgins, y su epicentro se localizó en el mar a 13 kilómetros al este de la localidad de Tongoy, a unos 400 kilómetros al norte de Santiago, cerca de la costa del Océano Pacífico. Usuarios de redes sociales afirmaron que el temblor se percibió en provincias como Córdoba, Mendoza y San Juan.

El sismo se produjo a una profundidad de 50,1 kilómetros, de acuerdo al Centro Sismológico de la Universidad de Chile y a dos minutos del sacudón la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) ordenó una evacuación preventiva de la zona costera de Coquimbo ante la posibilidad de un tsunami, que pocos minutos después fue descartado por el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de Chile (SHOA). Durante ese lapso, fallecieron un hombre y una mujer. Ambas, según informaron las autoridades, eran personas ancianas.

Mirá También:  ¿Quiénes están exceptuados del aislamiento?

De acuerdo a la Onemi, una de las personas fallecidas estaba cenando en un restaurante en la localidad de Peñuelas (Coquimbo) y sufrió un paro cardiorespiratorio cuando comenzó el proceso de evacuación. La otra persona falleció también por causa de un infarto, en la región de La Serena, sin que las autoridades hayan aportado más detalles hasta ahora. La región de Coquimbo vivió un tsunami en septiembre de 2015 a causa de un terremoto de 8,3 grados, que provocó la muerte a una decena de personas. La Onemi informó de que todavía se están evaluando los posibles daños que haya podido causar el sismo en las zonas afectadas. “Hasta el momento la afectación fundamental son miles de clientes de la región de Coquimbo que están sin suministro eléctrico y eso demuestra la intensidad con la que afectó esa zona”, señaló su director, Ricardo Toro. Además, se generaron desprendimiento de piedras sobre rutas nacionales.

El “Centro Sismológico Nacional indica que la magnitud del sismo fue 6.7 Richter”, ubicado a 13 kilómetros de Tongoy, señaló la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), y el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico chileno descartó la posibilidad de un tsunami en las costas de Coquimbo. El temblor, de una profundidad de 50,1 kilómetros y de larga duración, se sintió en cinco regiones del centro y norte del país a las 22.32 locales. Desató pánico en la zona costera de Coquimbo, que inició una “evacuación preventiva” lanzada por la Onemi que fue descartada minutos más tarde.

En Coquimbo y la vecina Serena –región costera ubicada a unos 500 kilómetros de Santiago– los habitantes permanecieron en las calles y evacuando a zonas altas pese a que las autoridades descartaran la posibilidad de un tsunami, según registraron medios locales.

Mirá También:  Por qué se declaró la emergencia hídrica en el Paraná

En las horas siguientes al sismo se dieron unas 14 réplicas, la mayor de 4,3 grados, en la zona norte del país, según informó Sismología de Chile. Chile es uno de los países más sísmicos del mundo y en la última década soportó varios terremotos por sobre los ocho grados, pero ostenta una infraestructura edilicia muy resistente a los temblores.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario