Con un ida y vuelta permanente, continuaba al cierre de esta edición el debate por el Presupuesto 2022, un instrumento fundamental para el Gobierno nacional.

Al cierre de esta edición, se dilucidaba en el Congreso, más específicamente en la Cámara de Diputados, la aprobación (o no…) del Presupuesto 2022. Negociaciones interminables, un ida y vuelta permanente, exposiciones de alto calibre de fuego por parte de los legisladores, marcaron una sesión agotadora, en la que el Gobierno se jugaba el vía libre para una herramienta fundamental para su gestión.

Para aprobar el presupuesto, el oficialismo requiere mayoría simple. Una de sus apuestas es que algunos diputados opositores, a la hora de la votación, finalmente se abstengan o bien se ausenten del recinto para posibilitarle al Frente de Todos reunir los votos positivos para aprobarlo. En la cúpula oficialista ponían sus esperanzas en los diputados radicales de Jujuy y de Corrientes, gobernadas por Gerardo Morales Gustavo Valdés, respectivamente, para que eventualmente pudieran abstenerse.

Sin embargo, fuentes confiables del radicalismo anticiparon que no accederian. «Vamos a respetar la decisión del interbloque de Juntos por el Cambio. El dictamen oficialista es poco serio», aseveraron.

El debate puertas adentro en el Congreso fue seguido de cerca en las provincias y en ese contexto, el gobernador entrerriano, Gustavo Bordet, instó a los legisladores de la oposición que representan a ese distrito en el Parlamento a que actúen con responsabilidad y voten el Presupuesto 2022.

El mandatario sostuvo que si la norma no era aprobada este jueves en la Cámara de Diputados, la provincia podría perder los fondos que están asignados para obras y por ese motivo, remarcó: «Es importante que los diputados que resultaron electos, y se comprometieron a trabajar por una Entre Ríos mejor, lo plasmen votando el Presupuesto».

Mirá También:  CHASCOMÚS SE ENCUENTRA EN EL PUESTO 15 RESPECTO A LA TRANSPARENCIA FISCAL

Los bloques del oficialismo y la oposición volvieron a sesionar luego del cuarto intermedio pero con un escenario similar al que había cuando se inició la jornada. En el encuentro que se realizó en el despacho del presidente de la Cámara, Sergio Massa, con los presidentes de los bloques salieron a la luz las diferencias entre los distintos sectores de Juntos por el Cambio, en especial entre los denominados dialoguistas y los halcones.

«Hay una intención de diálogo. Los teléfonos y los encuentros están abiertos, por lo menos con ciertos sectores de la oposición. Los bloques que comandan Cristian Ritondo (PRO) y Mario Negri (UCR) se muestraban más permeables a la conversación mientras que, por ejemplo, el sector de Evolución Radical que tiene a Rodrigo de Loredo como jefe, y el de Ricardo López Murphy se mostraron más inflexibles en la negociación», señaló una fuente que participó del encuentro.

Además de las tensiones entre halcones y palomas, parte de la discusión que hoy se vive dentro de Juntos por el Cambio gira en torno a las diferencias entre los radicales. Algo de eso se pudo ver cuando Mario Negri tomó la palabra para pedir el cuarto intermedio y, acto seguido, hizo lo mismo el presidente del otro bloque radical, De Loredo, para solaparse en el pedido, lo que suscitó que Massa lo cortara

El debate de la Cámara de Diputados sobre el Presupuesto 2022 se retomó luego, tras un cuarto intermedio. En ese contexto, el Frente de Todos y las bancadas opositoras Juntos por el Cambio e Interbloque Federal, principalmente, aprovecharon el receso para abrir una negociación. El oficialismo insistió en su pedido para que se apruebe y, según fuentes de la oposición, ofreció rever el Presupuesto en junio de 2022 porque aceptó que la inflación será superior al 33% proyectado y que habrá más ingresos por IVA, a la vez que ofreció que todo exceso de recaudación pase por el Congreso para ser controlado.

Mirá También:  La Corte Suprema debe pronunciarse sobre un peligroso pedido de Mariano Macri

Sin embargo, para Juntos por el Cambio, principal bancada opositora, la oferta fue insuficiente y exigieron que se modifiquen los artículos que le permiten al Gobierno aumentar tributos y retenciones y prorrogar impuestos, por lo que no hubo acuerdo.

Al regreso del cuarto intermedio, el presidente de la Comisión de Presupuesto y HaciendaCarlos Heller (Frente de Todos), realizó el informe inicial sobre el proyecto de Presupuesto 2022 y pidió una vez más a la oposición que permita su aprobación.

«He escuchado intervenciones diciendo que la meta de inflación prevista, el objetivo de una inflación de 33% para 2022, era un disparate y ya estaba incumplida. Les digo: multipliquen 2,5 y proyéctenlo por un año, porque si lográramos mantener la inflación de noviembre, daría en 2022 34%, es decir que no estamos hablando de ningún objetivo inalcanzable», subrayó Heller.

Previamente, el jefe del bloque de la UCR y referente del interbloque de Juntos por el CambioMario Negri, había solicitado el cuarto intermedio con críticas al Presupuesto al que calificó como «inviable» e «invotable». Entre los motivos del rechazo al proyecto, Negri subrayó que el pasado miércoles, sobre el final de la reunión de comisión donde tuvo dictamen el proyecto, «se agregaron 56 artículos» y allí, según el diputado cordobés, había «cosas imposibles de imaginar».

«Prórrogas de impuestos que vencen en 2022 para llevarlos a 2032; nuevos gastos; el artículo 118 con 107.000 millones de pesos más de gasto; el 21, con 127 mil millones; nuevo endeudamiento por el déficit previsto de 24 mil millones de dólares», enumeró Negri.

Mirá También:  Habrá que devolverle unos U$S 46 mil millones al FMI
Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *