A través de su jefe de gabinete, Gustavo Martínez, el Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA) que preside Homero Giles anunció que abrirá la posibilidad de contratar con otras instituciones, públicas o privadas, en el marco de la profundización del conflicto con la Federación Médica de Buenos Aires (Femeba).

En un comunicado de reciente publicación en la web oficial del instituto, el funcionario hace un resumen de los antecedentes que llevan a la obra social provincial bonaerense a tomar esta decisión.

“Atento a la necesidad del instituto como organismo estatal de cumplir con la normativa de libertad de competencia y antimonopólica, se abrirá la instancia de que otras instituciones, ya sean estatales (municipalidades) o privadas (gerenciadoras, círculos médicos o incluso médicos) que quieran presentar su propuesta para poder mejorar el servicio que brinda la obra social, podrán presentarse ante IOMA para poder ser prestadores», dice el comunicado.

IOMA y Femeba están unidas por un convenio que data de 1959, por el cual la federación centraliza y administra la facturación y cobranza de los profesionales de distintas especialidades que prestan servicios al instituto. Actualmente, son alrededor de 10 mil.

El punto central, para Martínez, es que Femeba retiene de manera abusiva una parte más que considerable de los fondos que IOMA le deposita y deberían tener a los profesionales como destinatarios.

Este accionar de rezago de los honorarios para las y los médicos y de no implementación de los aumentos en tiempo y forma, entendiendo el costo de oportunidad del dinero le generó a Femeba un excedente superior a los $3.756 millones. Esta ganancia es inexplicable para nuestra institución porque es por encima de los costos establecidos por la Federación, entre ellos, consultas y prácticas realizadas por los profesionales médicos, impuestos y gastos administrativos”, sostiene Martínez en su texto.

Mirá También:  Reservado sólo para salteños, desde hoy vuelve el turismo

El contexto del accionar descripto por el funcionario es una aceleración de la inflación desde la devaluación de diciembre pasado y la continuidad de reclamo de Femeba por  una supuesta deuda con los profesionales y atraso en los honorarios.

A ese pedido responde también Martínez al señalar que parte de lo que Femeba reclama como deuda, fue objetado por la auditoría del instituto, por severas irregularidades. Es el caso, tanto de los copagos como del incentivo al uso de herramientas digitales, que suman casi 800 millones de pesos.

“Cabe recordar que el acuerdo con la obra social establecía la eliminación de los copagos para con las y los afiliados, entendiendo que iban a ser abonados por IOMA. Sin embargo, se verificó que fueron trasladados a las y los pacientes, lo que debe ser considerado un cobro indebido por parte de la Federación”, dice el comunicado al respecto.

Y agrega: “En cuanto a los incentivos por el uso de Herramientas Digitales, el convenio establece como condición la provisión de información en tiempo real. Esta información debe llegar on line con el fin de auditar las prestaciones que dicen brindar. Dado que esto no sucedió, IOMA requiere de dicha información para poder corroborar que el servicio se haya brindado como establece el contrato”.

Federación rica, médicos pobres

Las autoridades de ambas instituciones se reunieron varias veces, sin llegar a ningún principio de arreglo ni resolución. Buenos Aires/12 pudo confirmar que la noticia de la rentabilidad extraordinaria de Femeba abrió un nuevo frente, esta vez entre la cúpula de la federación y varios de los profesionales que la integran.

Mirá También:  La CTA Autónoma rechazó el acuerdo de reducción salarial firmado por la CGT

“Los balances son públicos, pero pocos se toman el tiempo de estudiarlos”, afirman desde el instituto. De hecho, el mes pasado, el presidente de IOMA, Homero Giles, se reunió con los jefes de los distintos bloques de diputados, que habían presentado sendos pedidos de informes. Allí escucharon la versión oficial, que no conocía y se comprometieron a mantener una mesa de trabajo conjunta, para monitorear la situación.

“Ninguno conocía los números, ninguno llevó el balance impreso. Sólo repetían la versión de Femeba”, contó una fuente legislativa. FEMEBA mantiene vínculos históricos con sectores de la oposición política.

Los otros frentes

En los últimos días, las gestiones entre miembros del directorio de IOMA y las autoridades de la Sociedad Platense de Anestesiólogos (SPA), lograron destrabar las medidas de fuerza de los profesionales de esa especialidad, que ahora desarrollan sus tareas con normalidad.

Siguen, por otro lado, las negociaciones y tratativas con la Asociación Regional de Diálisis y Trasplantes Renales (ARD). “La Provincia no reconoce el verdadero valor de los servicios prestados, y los sitúa por debajo de los costos operativos, lo que nos obliga a reconsiderar nuestra capacidad para seguir operando bajo estas condiciones”, manifestó al respecto, días atrás, el presidente de la ARD, Alfredo Casaliba.

El funcionamiento del IOMA fue uno de los puntos destacados en la agenda de la reunión que recientemente mantuvieron los intendentes radicales con el gobernador Axel Kicillof.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *