Nuevas tormentas castigaron al estado de California, Estados Unidos, generando inundaciones, más de 50.000 hogares sin electricidad, desborde de ríos y el atascamiento de automóviles en una tormenta de nieve, informaron autoridades locales.

Se trata de la octava precipitación de gran magnitud en forma consecutiva que afecta a ese estado del oeste estadounidense, el más poblado de ese país con 40 millones de habitantes.

Las tormentas que afectan desde hace tres semanas a California causaron la muerte de al menos 19 personas, mientras que los meteorólogos advierten que se esperan más precipitaciones de esta magnitud este fin de semana y el lunes.

Las precipitaciones, y nieve en zonas de montañas, arrasó hoy muchas zonas del estado cuyos suelos ya encharcados están llegando al punto de saturación, según informó la agencia AFP.

Se espera que otro sistema de baja presión llegue hoy desde el océano Pacífico bañando la costa, los valles y luego las montañas de California, advirtió el Servicio Meteorológico estadounidense (NWS).

Las autoridades informaron de daños en las líneas eléctricas así como de una serie de caminos y campos inundados. Más de 50.000 hogares estaban sin electricidad.

En la región de Salinas, una ciudad de 160.000 habitantes al sur de San Francisco, donde el río homónimo se desbordó, la inundación afectó los rincones agrícolas del valle pero no golpeó a las zonas urbanas.

Bajo un cielo plomizo y lluvias intermitentes, el curso de agua se salió de su cauce en algunos lugares, inundando cientos de metros de campos.

En una de las zonas, dos tractores armados con equipos de bombeo devolvían hacia el río el agua estancada acumulada por las lluvias de los últimos días, para evitar que el suelo se anegara por completo.

Mirá También:  Incendios en el Delta: hay nuevos focos y suman más medios para combatirlos

Se espera que el lunes, feriado en Estados Unidos, regrese un nuevo río atmosférico, una franja de humedad que transporta grandes cantidades de agua de los trópicos por lo que el NWA advirtió que traerá nuevas olas de precipitaciones extremas.

En la montaña, este fenómeno se tradujo en fuertes nevadas, con más de un metro previsto durante el fin de semana en Sierra Nevada, por lo que las autoridades advierten sobre el riesgo de aludes.

Imágenes difundidas por las autoridades de una importante autopista en la región del lago Tahoe muestran decenas de automóviles detenidos en medio de una tormenta de nieve el sábado por la mañana.

Al menos 19 personas murieron desde el inicio de estas tormentas con conductores atrapados en sus vehículos por las olas, personas lastimadas tras la caída de árboles, una pareja murió por un deslizamiento de tierra y cuerpos han sido arrastrados por las inundaciones.

California está acostumbrada al clima extremo, y las tormentas de invierno son habituales pero los científicos dicen que el cambio climático, potenciado por la quema de combustibles fósiles por parte del ser humano, está haciendo que estos eventos sean más feroces.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *