Giuliana Cañas, de 26 años, falleció el miércoles pasado luego de ser atropellada al caer de un auto en movimiento en Quilmes, provincia de Buenos Aires, por lo que la policía intenta descubrir si fue arrojada desde el primer vehículo y, por lo tanto, víctima de un homicidio.

El hecho ocurrió sobre la calle Montevideo, casi 170, en Bernal Oeste, partido de Quilmes y la secuencia quedó registrada por una cámara de seguridad de la vía pública.

Por lo que se puede observar en el vídeo, la joven viajaba en el asiento trasero, detrás del conductor, cuando se abrió la puerta y cayó al asfalto desde el auto en movimiento. Apenas toca el piso, la joven fue atropellada por un Fiat Siena color gris que circulaba en sentido contrario y cuyo conductor no logró desviar su marcha ni frenar a tiempo.

 

«Venía circulando por Montevideo en sentido al oeste y después de pasar el cruce de la calle 170, veo que, desde un auto oscuro, cae una persona. Fue de la puerta trasera del lado del conductor. Fue todo muy de golpe y no tuve tiempo de esquivarla», dijo el joven conductor del Siena, de 25 años, que esta tarde declarará ante la Policía. También está citado el novio de la víctima.

La mujer «sufrió un duro golpe en la cabeza y no presentaba signos vitales» cuando intentaron asistirla, informaron fuentes del servicio médico este lunes, poco después de que se difundieran las imágenes de la cámara de seguridad.

Una amiga de Cañas afirmó que «se había subido a un auto en el que manejaba un joven para ir a la casa de su novio», pero no supo explicar por qué la mujer habría elegido arrojarse del vehículo cuando estaba en movimiento.

Mirá También:  Vidal destruyó la caja de jubilaciones de la Provincia de Buenos Aires

Fuentes policiales aseguraron que el conductor del FIat Siena, al igual que otros vecinos de la zona, alertaron al 911 sobre lo sucedido, por lo que personal de la comisaría 5ª de Quilmes y de la Prefectura Naval se dirigieron al lugar: allí hallaron el cuerpo, que presentaba una lesión en el cráneo.

El caso se investiga como “averiguación de causales de muerte” y el expediente quedó en manos de la fiscal Karina Gallo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial de Quilmes, quien ordenó una serie de medidas, entre ellas la identificación del vehículo en el cual se movilizaba la víctima, que nunca detuvo su marcha.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *