Un importante golpe al crimen organizado salpicó a varias provincias durante la semana pasada. En total, son más de $ 15.000.000.000 en fuga de divisas y maniobras de contrabando de granos los que pudo exponer la Policía Federal en 64 allanamientos realizados en Buenos Aires, Área Metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe, Neuquén y Córdoba.

La causa comenzó en el mes de julio de este año, a raíz de una serie de denuncias realizadas por la Dirección General de Aduanas. Los operativos concretados permitieron dar con los presuntos autores e integrantes de la banda criminal, entre los que se destacan al menos 15 profesionales (contadores, despachantes de aduana y licenciados en comercio exterior) y otras 15 personas que facilitaban sus nombres para conformar las sociedades.

Según la investigación, la organización criminal operaba mediante una sofisticada red de empresas fantasmas que se dedicaban a la compra de subproductos oleaginosos (maíz partido), los cuales eran vendidos con posterioridad al exterior, mediante técnicas de triangulación.

A raíz de la intervención policial se pudo determinar que el intercambio generó facturaciones millonarias en los últimos dos años, sin que las compañías y sus titulares pudieran acreditar solvencia para ello.

Confirmadas las sospechas, el Juzgado Federal de Primera Instancia de Campana a cargo del doctor Adrián González Charvay, Secretaría Penal número dos del doctor Agustín Ocampo, dispuso las pesquisas en todas las provincias involucradas obteniendo el secuestro de una gran cantidad de documentación vinculada a las personas y empresas denunciadas, computadoras, teléfonos celulares, discos rígidos, memorias, sellos presuntamente falsificados de funcionarios del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), entre otros elementos de interés para la causa caratulada como “contrabando y asociación ilícita”.

Mirá También:  Villa Mascardi: funcionario demorado cuando trasladaba a una familia a los terrenos ocupados

Los investigadores también descubrieron que los involucrados crearon 20 empresas fantasmas en la Argentina y otras cinco sociedades en el exterior (EEUU, Hong Kong y España) para realizar las triangulaciones que alcanzaron montos superiores a los US$ 51.000.000 sin liquidar, es decir, dinero que nunca ingresó al país, o si lo hizo, fue por el mercado paralelo.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *