La pulseada entre la oposición –que busca recuperar la poda del Gobierno sobre las jubilaciones– y el oficialismo –que se niega a abandonar el ajuste– se expondrá hoy en Diputados. A partir del mediodía está citada la sesión especial pedida por el interbloque de Hacemos Coalición Federal de Miguel Angel Pichetto para tratar un proyecto de la Coalición Cívica que busca modificar la fórmula de movilidad jubilatoria y atarla a la inflación, incluido el 20,6 por ciento sufrido en enero de este año.

La convocatoria contaría con el aporte de Unión por la Patria, el Frente de Izquierda, partidos provinciales y un sector de la UCR para alcanzar el quórum. Mientras tanto, La Libertad Avanza y el PRO buscarán bloquear a los opositores para que no alcancen los necesarios dos tercios de los presentes para tratar sobre tablas un proyecto que no cuenta con dictamen de comisión. Si la sesión se abre, es posible que la oposición imponga un emplazamiento para conformar la comisión de Previsión y Seguridad Social y dar inmediato tratamiento a una nueva fórmula del haber jubilatorio. En tanto, el presidente de la Cámara baja, Martín Menem, lanzó una última maniobra para evitar la sesión y una derrota legislativa: convocó para hoy a las 16 horas a la conformación de la comisión.

El grueso de la oposición tomó como propia la bandera para que el peso del ajuste no recaiga en los jubilados y parece no estar dispuesta a ceder ante el rechazo del Gobierno. El interbloque dialoguista de HCF –en el que conviven macristas díscolos, la CC, peronistas cordobeses, socialistas santafesinos y diputados como Margarita Stolbizer y Ricardo López Murphy– decidió poner el tema en la agenda parlamentaria y pidió la sesión especial de hoy para tratar el proyecto de Juan Manuel López (CC).

Mirá También:  La salud pública, en riesgo por el ajuste

No debatió la propuesta con ningún otro bloque parlamentario con la certeza que conseguiría acompañamiento por el reclamo social sobre el tema. Especialmente de UxP, al que HCF no quiere aparecer ligado pero que resulta indispensable para que pueda prosperar cualquier iniciativa que no cuente con el aval del Gobierno y sus aliados en el Congreso.

Ayer por la tarde-noche, UxP resolvió en una reunión de bloque bajar al recinto y acompañar el emplazamiento para el urgente tratamiento en comisión de la modificación a la fórmula de movilidad jubilatoria que recomponga la brutal caída del poder adquisitivo de los haberes.

Maniobras de las “fuerzas del cielo”

El bloque de Pichetto resistió los embates del oficialismo y mantuvo la convocatoria para hoy. Menem y sus espadas en la Cámara baja intentaron sin suerte convencer a los opositores dialoguistas de dar marcha atrás con la sesión a través de distintos ofrecimientos como moneda de cambio. Entre ellas, la promesa de discutir una nueva movilidad jubilatoria si antes se avanzaba con una reforma laboral al estilo presidencial de Javier Milei. Una tarea a la que se sumaron los diputados macristas más afines a pasar de que el PRO también presentó su propio proyecto para modificar los ajustes de las jubilaciones.

Sin que los intentos por disuadir a HCF prosperan, el oficialismo apuntó entonces sus cañones a la UCR y a presionar al radicalismo para que no baje al recinto, con el objetivo de restarle fuerzas a la convocatoria opositora y tal vez que no se alcance el quórum para sesionar.

El jefe de la bancada de diputados radical, el cordobés Rodrigo De Loredo le abrió las puertas a la negociación con los libertarios. De Loredo fue el encargado de tratar de imponer en su bloque la postura de no bajar al recinto, lo que ante las opiniones divididas volvió a sembrar dudas sobre la continuidad de la unidad de los diputados radicales.

Mirá También:  Estos 36 modelos de celulares se quedarán sin WhatsApp en 2024

En una reunión del lunes por Zoom, el santafesino Mario Barletta propuso una solución salomónica para no exponer la fractura interna: ir a recinto a reclamar el tratamiento de su proyecto para declarar la emergencia en seguridad en la provincia de Santa Fe, como respaldo al gobernador Maximiliano Pullaro en la lucha contra los asesinatos narcos en la ciudad de Rosario.

Aún así el sector radical más amigable con el Gobierno impulsó un comunicado del bloque para exigirle al oficialismo la conformación de la comisión de Previsión con una curiosa argumentación. “Ante la inactividad del gobierno, que intencionalmente duerme el parlamento para evitar ser controlado y luego permitirse denostarlo, distintos bloques han acudido legítimamente a solicitar sesiones especiales. El riesgo de las mismas es que, al no juntar dos tercios de los miembros, no logren resolver los temas generando una falsa expectativa y más frustración», dice el comunicado y agrega: «Peor aún, pudiendo servir de escenario especulativo al kirchnerismo para una sesión sin efecto práctico mayor que poner en funcionamiento una comisión».

Martín Menem le puso el moño a la labor de pinzas sobre la UCR: publicó ayer por la noche en el portal oficial de la Cámara baja la convocatoria a la conformación constitutiva de la comisión de Previsión y Seguridad Social para hoy a las 16 horas. Un último intento para plegar al radicalismo a la estrategia oficial de boicotear la sesión. Aunque también elevan plegarias a “las fuerzas del cielo” para que el temporal sobre Buenos Aires y la suspensión de vuelos impida que muchos opositores de distintas provincias no puedan sentarse hoy en sus bancas.   

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *