La exportación del litio, el mineral estrella, cerrará con un récord en 2022. Para este 2023, entra en producción la tercera planta de hidróxido de litio y se inaugura una fábrica de baterías para investigación. Sin embargo, crecen los cuestionamientos sobre qué hacer con el marco regulatorio y el agregado de valor. Dentro del Frente de Todos hay distintas miradas sobre qué hacer con el “oro blanco”.

Las exportaciones acumulan los u$s 593 millones entre enero y noviembre, y si bien faltan los datos de diciembre, desde el Ministerio de Economía, que encabeza Sergio Massa, anticipan que el año cerrará con un récord, cercano a los u$s 700 millones. Si bien en toneladas (acumulan 27.500) el volumen es similar al 2021, “el importante alza de precios lleva a un crecimiento del valor exportado de más del 220%”, según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Si bien Argentina conforma el triángulo del litio con Chile, del otro lado de la cordillera el país vecino exportó más de 186 mil toneladas, por un valor cercano a los u$s 7.200 millones. Chile y Argentina ocupan el primero y segundo lugar en el comercio mundial de carbonato de litio. Muy lejos estuvo Bolivia, que exportó 480 toneladas, por u$s 27 millones.

Críticas por industrialización

Este miércoles el dirigente social Juan Grabois, quien forma parte del Frente de Todos, cuestionó la exportación de litio que se hace desde Argentina a Alemania. “¿Queremos seguir siendo un reservorio de materias primas del mundo rico y entregar los recursos naturales sin valor agregado”, escribió en sus redes sociales. Y agregó: “El camino es el del desarrollo humano integral y la producción con valor agregado, no el de la extracción de materias primas”.

Mirá También:  Berazategui: un nene de 4 años fue asesinado a golpes

Dentro del Frente de Todos, aunque con matices, tanto Alberto Fernández, como Cristina Kirchner y Massa coinciden en el “agregado de valor”. La Secretaría de Minería, que depende de Economía, junto con la Secretaría de Asuntos Estratégicos, bajo el ala de Casa Rosada, trabajan en un proyecto para avanzar en la “industrialización”, en una mesa con las provincias.

De todos modos, desde el Gobierno aseguran que el litio se exporta como hidróxido de litio, que involucra un proceso químico, con plantas industriales. El sueño de contar con una planta de baterías de litio forma parte de cualquier dirigente, pero aseguran que requiere de fuertes inversiones y conocimiento científico. El primer paso será una planta de fabricación de celdas y baterías que se inaugurará este año en La Plata, como parte de un proyecto científico de la empresa estatal tecnológica Y-Tec.

Críticas por marco regulatorio

Otro de los debates es sobre el marco regulatorio, establecido en los años noventa, con la modificación del código minero y la ley de inversiones mineras. La polémica se desató con la aprobación de una ley en la provincia de La Rioja, que declara al litio como recurso natural estratégico, declara de interés público la investigación, exploración y explotación, y suspende por 120 días los permisos de concesiones mineras en la provincia.

La medida genera fuerte preocupación en el sector empresario, que salió a expresarse a través de comunicados en repudio, tanto de la cámara de empresarios mineros (Caem) como la de la construcción (Camarco). Inclusive, la Unión Industrial Argentina (UIA) agregó en un tercer comunicado que la ley no sea promulgada por el gobernador, Ricardo Quintela. La UIA consideró que la “suspensión de permisos daña el potencial a futuro del litio, tanto para inversiones en curso como para aquellas que se están planificando”. La Caem estima inversiones en litio de unos u$s 5000 millones para los próximos años.

Mirá También:  Chile. Incendios en la región de Valparaíso obligan a realizar desalojos

Dentro del gobierno un sector ligado a la vicepresidenta quiere impulsar cambios en el marco legislativo. El senador Oscar Parrilli escribió una nota de opinión en P12 con fuertes críticas hacia el sector. Afirmó que pagan bajos cánones y retenciones, que evaden al subfacturar las exportaciones, que no hay agregado de valor y que al exportarse la totalidad, no hay disponibilidad de materia prima para la planta de celdas de YTEC .

“No se trata de obstaculizar la inversión extranjera, ni de impedir la participación del capital privado, ni de nacionalizar el litio, porque los recursos son de las provincias. Se trata de ordenar la actividad para que las provincias y la Nación recauden lo que corresponde, se agregue valor en territorio nacional, se genere empleo y las empresas privadas tengan una ganancia razonable”, escribió el senador. La idea en el Senado es avanzar con proyectos de ley de consenso del FdT que puedan solucionar las problemáticas que consideró Parrilli.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *