La justicia en lo penal económico ordenó este viernes el allanamiento en tres domicilios del microcentro y el Barrio Norte de la ciudad de Buenos Aires que operarían como cuevas cambiarias. Se trata de medidas asociadas a una causa que aún no se termina de esclarecer si está vínculada con la que investiga al financista Ivo Rojnica, conocido como «El Croata».

Los allanamientos se llevaron a cabo en Esmeralda 1080 y en la avenida Corrientes 345 y 456, informaron fuentes oficiales, que aseguraron que desde esos lugares coordinaban la suba del dólar blue.

El refuerzo de las medidas de control para frenar las operaciones de las cuevas y la compraventa ilegal del dólar es una de las prioridades del equipo económico para frenar la especulación y las presiones devaluatorias.

El jefe de Inspecciones Aduaneras, Cristian Guglielminetti, aseguró desde uno de los puntos allanados que «todavía se están llevando a cabo las medidas» y aclaró que la medida se desprende de una causa que en principio «no tiene que ver» con la que investiga a Rojnica.

«La información sobre estas ‘cuevas’ surgió a partir de la denuncia realizada como consecuencia de todos los operativos que se están llevando a cabo en el microcentro porteño. A partir de ahí se hizo la denuncia al juzgado a través de la Policía Federal Argentina (PFA)», señaló Guglielminetti.

El procedimiento se llevó adelante en forma conjunta entre la PFA, la Dirección General de Aduanas-AFIP y el Banco Central. El funcionario además recalcó que se está buscando dinero, dólares, cheques, documentación, aunque no precisó suma alguna porque todavía es materia de investigación.

Mirá También:  Javier Milei y su plan de dolarización: dólar a 10 mil pesos

Por último, señaló que cuando se llegó al lugar había gente haciendo operaciones. “No hay detenidos porque se trata solamente de una orden de allanamiento dispuesta por el Juzgado Nacional Penal Económico 2 a cargo del Dr. Pablo Yaradola».

En cuanto a Rojnica, éste fue procesado con prisión preventiva por el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, como presunto jefe de una asociación ilícita dedicada al lavado de activos. Villena resolvió enviar la investigación a su par porteño Marcelo Martínez De Giorgi.

El magistrado procesó también con prisión preventiva a otro de los acusados, Federico Pulenta, pero en ambos casos dispuso que se cumpla con arresto domiciliario y tobillera electrónica, tras el pago de una fianza millonaria, según la resolución de 389 carillas firmada la noche del miércoles.

Villena se declaró «incompetente» para seguir con el caso y dispuso su envío inmediato al Juzgado federal de Martínez De Giorgi. En ese aspecto, recordó que la fiscalía de Lomas de Zamora a cargo de Cecilia Incardona había planteado que la causa tenía que tramitarse en la ciudad de Buenos Aires, algo a lo cual adhirieron las partes por lo que consideró su decisión «tácitamente consentida», es decir, dedujo que no sería apelada en ese aspecto.

La investigación quedó ahora a cargo de Martínez De Giorgi, quien ya investiga a Rojnica por manejar una cueva en el microcentro porteño, pero se había negado a detenerlo por no existir a su criterio riesgos procesales. Villena procesó a Rojnica y Pulenta como coautores de asociación ilícita en calidad de jefe, lavado de activos e intermediación financiera no autorizada.

Mirá También:  Tras el brutal ataque, murió el padre del niño asesinado en Miramar en 2011

En cuanto a un tercer detenido en la causa, Agustín Estrada Palomeque, se le dictó falta de mérito y se dispuso su inmediata libertad, aunque seguirá bajo investigación.

La causa de “El Croata” tiene múltiples ramificaciones. A principio de este mes, por ejemplo, la Dirección General de Aduanas (DGA) y la Policía Federal realizaron allanamientos en los bancos Ciudad y BBVA en el marco de la investigación que la justicia federal lleva a cabo por eventuales maniobras irregulares del financista Ivo Rojnica.

En esa oportunidad, fuentes de la investigación informaron que se allanaron dos cajas de seguridad en sucursales de los bancos Ciudad y BBVA e indicaron que pertenecerían respectivamente a Federico Pulenta y al propio Rojnica.

Desde la AFIP aseguraron que la investigación tiene por detrás operaciones por montos muy grandes sin justificación. «Se están investigando transferencias millonarias», había señalado el titular de la DGA, Guillermo Michel.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *