Page Loader

Combustibles: municipios eliminan cobro de la tasa vial y ofrecen GNC y naftas más baratas

Al menos cuatro municipios bonaerenses eliminaron o dejaron sin efecto la tasa vial sobre la venta de combustibles y ofrecen naftas, gasoil y GNC más baratas que otros distritos vecinos. Según pudo saber Energy Report, los municipios son Tigre, Morón, Esteban Echeverría y Tres de Febrero. Al mismo tiempo, otros buscan aplicarla por primera vez.

La decisión fue celebrada por los empresarios estacioneros, que desde hace años denuncian que la aplicación de esta impuesto local es una «tasa impropia e inconstitucional», que implica una «doble imposición tributaria» porque el desapacho de combustibles líquidos ya está gravado a nivel nacional.

En concreto, las tasa vial viola tres normas nacionales: la Ley 23.548 de Coparticipación Federal, que específicamente prohíbe que se establezcan tributos similares a los ya establecidos de orden fiscal; la Ley 23.966 de Combustibles cuando señala que no se pueden establecer impuestos similares, en refencia a los ya vigentes Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y al Dióxido de Carbono (IDC), y en último lugar, el antiguo Decreto 505 de 1958 que creó Vialidad Nacional, que es conocido también como de «coparticipación vial», a la que adhirieron las provincias y por la cual se comprometieron a no establecer otros gravámenes locales sobre los combustibles líquidos.

Según advirtieron los directivos de Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha), la tasa vial genera asimetrías de precios entre estaciones de servicio de distintas municipalidades, haciéndolas menos competitivas, desestimulando la capacidad para reinvertir. De hecho, hay varias localidades donde se cobran impuestos extras, pero que al cruzar de vereda o al recorrer cinco cuadras se consigue el mismo producto más barato.

La última suba de los combustibles se dio al aportar otro 4,6% en promedio a nivel nacional. Así, en la Ciudad de Buenos Aires YPF mostró en sus pantallas el litro de nafta súper a $837, la nafta premium $1033, el gasoil común a $883 y el gasoil premium a $1.123. Con la tasa vial, estos precios escalan entre 4% y 10% según el lugar de carga.

Mirá También:  Colombia: a un mes de las elecciones Gustavo Petro sigue al frente en las encuestas

El origen del cobro de la tasa vial a la venta de combustibles

La historia de la tasa vial se inició durante la gestión de Mauricio Macri en la ciudad de Buenos Aires del 2007, donde se intentó sin suerte aplicarla por primera vez. Los estacioneros recuerdan la lucha encarada por Rosario Sica, la histórica dirigente de Fecra que falleció a los 96 años, quien frenó ese tributo que quiso poner el titular del PRO. Sin embargo, desde 2008 se vienen aplicando en distintos municipios de Córdoba, Provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Neuquén, Río Negro y Entre Ríos, entre otros distritos.

En Jujuy la cámara de estacioneros local también logró frenar en varias oportunidades el cobro de este tributo, que allí nunca entró en vigencia. La respuesta juidicial de los jujuños ante los reiterados intentos de aplicar tasas extra en esa provincia son ejemplo en otras localidades.

Dónde se cobra el combustible más caro por la tasa vial

Actulemente más de 20 municipios de todo el país cobran tasa vial a la venta de combustibles. San Isidro son $6 fijos y lo cobra en concepto de «tasa por servicios de protección animal» y en Florencio Varela lo recaudan para cambiar a las lámparas led la iluminación de la vía pública, bacheos, señalización y semaforización. En Varela hasta ahora se cobra 1% por cada litro, pero esta semana el ejecutivo local propuso una ley para subirlo al 2% del precio libre de impuestos por cada litro y/o fracción expendido.

En Morón se sancionó una ley en pandemia, pero el intendente Lucas Ghi nunca la puso en marcha, por lo que en Castelar, El Palomar, Haedo y Villa Sarmiento, el combustible vale más barato.

Mirá También:  Un 2019 con menos asistencia alimentaria

En Lomas de Zamora no la aplicaban, pero una reciente iniciativa en la primera sesión ordinaria del Consejo Deliberante planteó un sobreimpuesto del 2% por cada ligro despachado para el mantenimiento de las calles del distrito, como ya ocurre en Almirante Brown.

Otros municipios que la aplican -y donde los combustibles son más caros- son Vicente López, San Fernando, Escobar, José C. Paz, Hurlingham, Malvinas Argentinas, Ituzaingó, General Rodríguez, Merlo, San Vicente, Quilmes, Castelli, Avellaneda, Pinamar, Junín y Rosario, que lo percibe sobre el precio en el surtidor netro de impuestos. El intentedente rosarino, Pablo Javkin, anticipó que la tasa vial se útilizará para el plan de bacheos y pavimentación de calles en 45 barrios, que implicará una inversión de $18.400 millones.

La tasa vial se cobra por cada litro de combustibles vendido en las estaciones de servicio o por metro cúbico de GNC. Puede ser un porcentaje de la venta, que según pudo saber Energy Report, van del 0,5% hasta el 4,5%, o por cargo fijo. Por ejemplo, en Vicente López se cobra extra $0,88 a la nafta premium por litro; en San Fernando $3; en Castelli $4; y José C. Paz hasta $9,28 por cada litro. La ciudad de Neuquén percibe 4,5% del precio neto sin impuestos.

Tasa vial: la preocupación del Gobierno y el temor de los estacioneros

Los estacioneros ya pusieron al tanto de esta asimetría al subsecretario de Hidrocarburos, Luis Francisco de Ridder, quien les expresó su preocupación. Al mismo tiempo, lanzaron múltiples acciones judiciales en cada uno de los distritos para evitar que se cobren las tasas viales. El caso judicializado más paradigmático es el de Junín, donde un expediente escaló hasta llegar a la Corte Suprema de Justicia. La estretagia de Cecha, con apoyo específico de Fecra y del estudio de abogados del constitucionalista Daniel Sabsay, es lograr una declaración de certeza en un tribunal, que impida el cobro definitivamente, y asociar a las ONG de consumidores en este reclamo. «En definitiva el perjudicado es el automovilista que paga más caro», sostienen. El temor es que los intendentes dejen de cobrar la tasa vial y aumenten los Ingresos Brutos a las estaciones.

La aplicación de la tasa vial tiene otras consecuencias. «El avance de esta recaudación por parte de diversos municipios resulta perjudicial a las estaciones de servicio, pues ocasiona mayores cargos administrativos al tener que afectar recursos para percibir y liquidar para el fisco municipal», aseguraron desde Cecha. Además, denuncian que esta situación agrega mayores responsabilidades en el control y percepción de las mismas, convirtiendo a las estaciones en meros recaudadores municipales. «Esta situación desincentiva aún más la venta de combustibles, en una coyuntura de alta inflación y el aumento del costo para los clientes», concluyeron.

Mirá También:  Mar del Plata: por primera vez irá a la cárcel el joven que atropelló y mató a una chica de 14 años

Un reciente comunicado de Cecha puso el foco en la «avidez recaudatoria» de estos municipios, que generan una tasa impropia e inconstitucional, a través de una doble imposición tributaria, lo que produce un incremento en el valor de los combustibles. «Esto es en perjuicio de los intereses de los vecinos de sus propias comunas», alertaron.

«Seguimos trabajando junto con varias ONG de diversas jurisdicciones para adoptar cuanta acción o gestión administrativa, judicial y/o institucional y así erradicar esta conducta que perjudica cada vez a más argentinos y a nuestros negocios», concluyeron.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Click to Hide Advanced Floating Content
Avisos 06 12 2024