La crisis económica que golpea al país empieza a mostrar sus costados más cruentos. Parte de la problemática se refleja en la cantidad de personas que ya no pueden asegurarse un sitio donde vivir. Una consecuencia directa es el aumento de la demanda a los programas que atienden a los sin techo, así como de la cantidad de gente que pernocta a la intemperie.

Este medio recorrió la zona céntrica de la ciudad de Córdoba durante las madrugadas de miércoles y jueves pasados. La Voz pudo observar la presencia de unos 70 vecinos y vecinas en condiciones de extrema indigencia, que se arropaban con colchas y cartones o arrastraban lastres mientras se desplazaban por el área céntrica de la Capital.

El recorrido nocturno comenzó a las cero de cada día y se extendió hasta las 2.30 de la madrugada. Los puntos donde se identificaron personas fueron locales de bancos –la mayoría de ellos en calle Rosario de Santa Fe–, la plaza San Martín, las calles 9 de Julio, Deán Funes, Independencia, Emilio Olmos y Rivadavia.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo de Córdoba contabilizó 582 personas en situación de calle. El año pasado, el mismo informe dio cuenta de 405 personas en igual condición. La variación anual arrojó un aumento de la población en extrema indigencia de alrededor del 43%.

Esos datos se desprenden del informe sobre Personas en Situación de Calle que todos los años presenta el Instituto de Género y Promoción de la Igualdad (IGPI) que depende de la Defensoría del Pueblo. El relevamiento se realizó durante mayo y junio y abarcó el microcentro de la ciudad y los puentes de conexión entre este sector y los barrios al norte, oeste y sur de la Capital.

La Defensoría identificó a 94 personas que al momento del relevamiento dormía en la vía pública, lo cual representa un 16% del total de 582. Otras 127 personas residen en hogares y albergues (22%) y 361 personas son alojadas por el programa de situación de calle de la Municipalidad de Córdoba (el 62%).

La Municipalidad contó a 30 personas que se niegan a recibir ayuda

En contraste, la Secretaría de Políticas Sociales de la Municipalidad de Córdoba contabilizó hasta el pasado miércoles a 30 personas en situación de calle. Desde allí, explicaron que se trata de personas que “no quieren alojarse” a través de las soluciones que brinda el municipio o que “estuvieron “bajo programa” y como no lograron adaptarse o no aceptaron las condiciones, salieron del mismo.

Desde la Muncipalidad no identifican como “personas en situación de calle” a quienes están bajo su Programa para Personas en Situación de Calle. Hasta el pasado miércoles, esa política social alcanzaba a 317 personas.

Mirá También:  EL PARADOR SAN JOSÉ BRINDARÁ SERVICIOS DESTINADOS A LA GASTRONOMÍA, JUEGOS NÁUTICOS, MUELLE FLOTANTE Y SECTOR DE USOS RECREATIVOS, DEPORTIVOS Y CULTURALES.

A este dato hay que sumar a otros 20 vecinos que habitan el espacio municipal “Nuestra Casa” y que pronto podrían volver a insertarse en la sociedad, con otras condiciones de vida, que incluirían un medio económico de subsistencia y la capacidad de alquilar ya un lugar para vivir.

De este modo, para el municipio hay 30 personas que permanecen viviendo en la calle y otras 337 que, aun sin hogar, reciben atención permanente del municipio.

Consultados por el número de personas que residen en hogares y albergues de la sociedad civil, explicaron que “las instituciones con las que trabaja la Municipalidad no tienen espacios de alojamiento”.

Sobre la diferencia en el conteo, desde el área social del municipio apuntaron;: “Quienes están bajo programa no están en situación de calle. Están alojados en hoteles y siendo contenidos con atención médica, comida, seguimiento (si necesitan, también por adicciones), y si son oriundos de otra ciudad se les brinda la posibilidad de regresar a su lugar de origen”.

El 22% son mujeres

En cuanto a la división por género, el IGPI concluyó que el 78% está compuesta por varones y el 22% de mujeres que se encuentran en esta condición.

“Durante los meses de mayo y junio se llevó a cabo el trabajo de campo, que contempló una fase de relevamiento con fines de estimación de las distintas poblaciones que componen hoy el universo de personas en situación de calle, tanto aquellas identificadas en la vía pública, como en hogares y albergues existentes previos a la pandemia, y las ubicadas temporalmente en hoteles y hospedajes que dispuso el Estado Municipal″, puntualizó el informe de la Defensoría.

Gente en situación de calle en la ciudd de Córdoba. (Javier Ferreyra / La Voz)
Gente en situación de calle en la ciudd de Córdoba. (Javier Ferreyra / La Voz)

Cómo se compone y distribuye la población sin techo

Según el informe, el 84% de la población en situación de calle actualmente cuenta con un lugar para dormir que no es la intemperie. “Puede inferirse que 8 de cada 10 personas cuentan con condiciones básicas de pernoctación y resguardo”, subraya.

En cuanto a edades, el 30% tiene entre 18 y 29 años; el 56,5% son personas de entre 30 y 59 años, y un 14% supera los 60 años.

Al momento del relevamiento, el 47% eran individuos sin compañía. Otro 46,5% formaba parte de un grupo de pares, y el 7,5% integraba un grupo familiar.

Si se toman como referencia los datos de relevamientos anteriores a la pandemia, el número de personas localizadas en la vía pública puede considerarse significativamente menor (en 2019, el total relevado fue de 245 y en 2021, de 108 personas). “Esto se debe a la acción del estado municipal a partir de la pandemia por Covid 19″, interpretaron desde la Defensoría.

Mirá También:  Un malabarista habría intentado abusar de una chica en un edificio de Plaza Rocha

De todos modos, se remarcó que las personas que se encuentran pernoctando en la vía pública ponen en riesgo sus vidas y requieren asistencia inmediata.

.El informe también incluye los resultados de una encuesta que se realizó a 136 de esas personas: la muestra representa al 23,5% del total de la población identificada en el estudio.

La gran mayoría de los encuestados (el 64%) dijo ser oriunda de Córdoba (capital o interior). En tanto, un 28,7% proviene de otras provincias del país, y un 7,4% son de otro países, como Chile, Perú y Bolivia.

Sobre la tenencia de documento de identidad, el 73,5% dijo poseer DNI o equivalente para personas de otros países. Un 8,5% mencionó que no tiene documento pero que inició trámites para su reposición y un significativo 15% de la muestra admitió no tener DNI.

En relación a las razones que privan a la población de un hogar, los conflictos familiares son los que mayor peso tienen. El 46,8% de los encuestados identificó causas de ese tipo. En segundo lugar, aparecen los problemas de tipo laboral o económico, con el 32%. Y en menor medida hay problemas de salud u otros factores, conformando el 10,6% en ambos casos.

No obstante, el informe advierte que nunca se tratan de hechos unicausales. Por el contrario, la expulsión de una persona hacia la situación de calle suele ser producida por factores múltiples.

El Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia abrió en 2021 un comedor para gente en situación de calle, que es administrado por la fundación San Roque (Gobierno).
El Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia abrió en 2021 un comedor para gente en situación de calle, que es administrado por la fundación San Roque (Gobierno).

Permanencia en la situación de calle

Otro dato del informe presentado por la Defensoría del Pueblo es que más del 60% de esa población hace más de nueve meses que se encuentra en situación de calle (en numerosos casos refieren a varios años). Alrededor del 40% dijo estarlo de manera reciente u ocasional, o en un período menor a nueve meses.

Según el informe, de las personas que residen en albergues, más del 76% hace más de nueve meses que viven en la calle. Contrariamente, este porcentaje en la población que permanece en la vía pública es del 55%.

Un programa municipal

El informe de la Defensoría del Pueblo reconoce que la gran mayoría de las personas en situación de calle se encuentran atendidas por el programa del municipio capitalino para esta población.

El secretario de Políticas Sociales de la Municipalidad, Raúl La Cava, informó que hasta el pasado miércoles había 317 personas alojadas bajo el Programa para Personas en Situación de Calle.

“Dentro del universo total hay 20 personas alojadas en Nuestra Casa, la unidad que se pensó para el egreso de esta población. Ellos están con un seguimiento a fondo, próximos a salir de la casa con un sistema de cuidado y acompañamiento”, destacó.

Mirá También:  DEPOSITAR CENIZAS EN LOS CONTENEDORES PUEDE PROVOCAR INCENDIOS

“Este siempre fue el enfoque del intendente Llaryora. Desde el vamos nos pidió que el abordaje fuese multidisciplinario, en conjunto con las organizaciones, y a fondo”, sostuvo La Cava.

Población que se niega a recibir ayuda

Sobre las 30 personas que según el municipio “se niegan a recibir ayuda”, el funcionario explicó que “es gente que estuvo en el programa pero son atravesados por un consumo problemático de sustancias psicotrópicas, o han roto las reglas propuestas por el municipio”. La mayoría –agregó– está judicializada.

El proceso de judicialización –desarrolló La Cava– se inicia cuando los equipos a su cargo visitan más de tres veces a los individuos en situación de calle. “Cuando corre riesgo la integridad de ellos, se da parte a la Justicia. Este año el peligro fue menor, dado que no hubo temperaturas bajo cero. Pero la judicialización responde a que no suelen reconocer a un interlocutor por la afección del consumo”, aseguró.

La Cava adelantó que la Municipalidad tiene prevista la inauguración de un comedor nocturno. Con esa obra buscarán que no se entregue la comida en la plaza San Martín, sitio donde hasta ahora se provee alimentación a esta población.

“Uno de los logros más consistentes del programa municiopal que lleva dos años y nueve meses es el afianzamiento del trabajo mancomunado con las organizaciones que siempre atendieron las necesidades en la calle. Desde el inicio del programa se coordinaron las tareas con las instituciones, que ahora suman 11 en total”, destacó La Cava.

La Municipalidad brinda un aporte económico a esas organizaciones. De esta forma, los voluntarios pueden comprar insumos para cocinar y atender a los sin techo.

A su vez, La Cava elogió a los profesionales y voluntarios involucrados en el programa por las acciones para la reparación de vínculos familiares y con el ámbito de las personas que terminan varadas en Córdoba.

“A todo esto se agrega el número de WhatsApp que dispuso la Municipalidad para la atención de la población. Los vecinos nos comunican cuando hay nuevos habitantes en situación de calle y se puede obrar casi de manera instantánea”, dijo.

También agregó que, de acuerdo a los registros municipales, las personas van cambiando. “La problemática es dinámica, porque el escenario socioeconómico es complejo. Pero los registros muestran que la población va saliendo de la calle, lo cual no quita que haya nuevas personas en esta situación”, explicó.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *