Quizás sea, más allá del importantísimo rol que ambos ocupan, la noticia menos esperada de las últimas horas: el presidente Alberto Fernández y su vice, Cristina Kirchner, mantuvieron anoche una cena en la Quinta de Olivos. 

Luego de un fin de semana convulsionado que comenzó con la presencia de ambos en actos diferentes para recordar la muerte de Juan Domingo Perón, continuó con la renuncia del ministro de Economía Martín Guzmán, siguió con casi 24 horas de incertidumbre en torno a su reemplazante hasta el nombramiento de Silvina Batakis al frente de Hacienda -quien juró esta tarde- y que parece encontrar en esta comida la frutilla de un postre con ingredientes para no aburrirse.

El encuentro entre los funcionarios más importantes del país se dio luego de un mes, cuando habían compartido un acto en Tecnópolis por los años 100 años de la petrolera estatal YPF, y algunas horas después de haber mantenido durante más de 40 minutos una conversación telefónica durante el domingo a la noche.

La vicepresidenta fue la gran ausente en la ceremonia de jura de Batakis como ministra, que contó con una importante cantidad de integrantes del Frente de Todos. Tras pasar por su oficina de la presidencia del SenadoCristina fue desde el Congreso a la Quinta de Olivos.

Según trascendió, más allá del fuerte hermetismo en torno al meeting, la llamada que mantuvieron fue el puntapié que gestó el encuentro de este lunes, que comenzó poco después de las 21 en el comedor de la Residencia de Olivos y que se lleva a cabo en estos momentos.

Mirá También:  Las insólitas reacciones de Martín Tetaz, Amalia Granata y Florencia Arietto ante el atentado contra Cristina Kirchner
Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *