«Mi hija más chica escuchó un grito de ayuda muy bajito. Cuando fue a ver qué pasaba, la vio a Tamara con el cuello cortado y a mi yerno que seguía apuñalándola». La que habla es Marta, mamá de Tamara Gómez Coronel, la policía que fue asesinada a cuchillazos por su expareja en una vivienda de 156 entre 529 y 530, Melchor Romero.

Según su relato, Marta sospecha que su hija estaba durmiendo en el momento del ataque porque «tuvo guardia hasta la tarde. Estuvo merendando con la abuela y le dijo que se iba a dormir». Y reveló que el acusado, identificado como Nelson Iván Teves (34), «también quiso a apuñalar a mi otra hija».

Según el reporte policial, los efectivos llegaron a la vivienda y la víctima todavía respiraba pese a la gravedad de su herida. Rápidamente fue trasladada de urgencia al hospital Alejandro Korn pero, pese a los esfuerzos, los médicos no pudieron salvarle la vida.

Por su parte, el hombre se dio a la fuga en un Volkswagen Polo color azul y finalmente fue detenido en la zona de 170 y 517. La Policía también secuestró el vehículo de su hermano en 177 y 526. La pareja tenía una hija de 8 años y se había separado, aunque el asesino no lo aceptaba

Sobre la relación que Tamara mantenía con Teves, Marta indicó que «él se estaba llevando sus cosas porque habían acordado que el 1° de enero iba a dejar la casa. Yo no vivo con ellos pero sé que tenían problemas y siempre discutían por lo mismo, ya que él no hacía progreso en la casa. Ella siempre trabajaba pero él no hacía nada», sostuvo. Aunque recordó que el sospechoso «se llevaba bien toda la familia, pero con Tamara tenía problemas de pareja».

Mirá También:  Stornelli pedirá la nulidad de lo actuado

Al ser consultada por los momentos posteriores tras encontrar a su hija lastimada, la mujer relató que la trasladaron al hospital, donde los médicos le dijeron que no tenía pulso y al rato «nos avisaron que había fallecido».

En esa línea, confirmó que la hija que tenían en común no estaba en la vivienda durante el crimen. “La nena no estaba esa noche en la casa. La Policía me dijo que fue todo premeditado, ya que él se llevó a la nena y sacó un cuchillo de la casa del hermano de él, que está cerca», subrayó Marta en diálogo con El Día.  Y agregó: «Estamos viendo cómo decirle a la hija de Tamara que su mamá murió porque decirle que el papá la mató es muy complicado. En la casa estaba otra de mis nietas, que vio a la tía ensangrentada y eso genera un trauma».

A su vez, comentó que Teves tiene tres hijos más producto de otro matrimonio y que «los llamó para decirles que había matado a Tamara». El asesino se refugió en lo de su hermano, que vive cerca del lugar de los hechos. «Le dijo ‘andá a entregarte’. Se cambió la ropa y la remera ensangrentada y lo atraparon. La Policía secuestró el arma de mi hija, que es policía, y la ropa de él», indicó Marta.

Por último, la mujer recordó a Tamara como «una belleza de persona», quien era capaz de dar la «daba la vida por su hija, se volvía loca. Él (por Teves) le dijo a varias personas que lo había echado de la casa con la nena, y eso no pasó. Se desvivía por su hija, era una guerrera», concluyó.

Mirá También:  ¿Pacto suicida o asesinato?: la historia que mantiene en vilo a Chubut

Ahora el sospechoso quedó a disposición de la UFI N° 16 del Departamento Judicial de La Plata, en el marco de una causa caratulada como «homicidio».

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *