Por un vestuario des/generado

Nacido en Estados Unidos, Mark Bryan es un ingeniero robótico heterosexual de 61 años radicado en Alemania que hace 4 años decidió usar zapatos de taco aguja y polleras para ir a la oficina. En 2020 comenzó a hacer un registro cotidiano de cada vestuario para las redes, y en un par de días se convirtió en una celebridad en Instagram. SOY charló en exclusiva sobre su lucha para que la ropa no tenga género. 
Rojo, azul eléctrico, negro, blanco, verde, turquesa, magenta, marrón y rosa pálido. Mark Bryan tiene zapatos de taco aguja de todos colores exhibidos uno al lado del otro en su placard de madera, los cuales luce combinando con una pollera tubo bien ajustada al cuerpo camino al trabajo. Cuánto más altos mejor, para que lo eleven sin límites como la alfombra de Aladino. De origen estadounidense, el hombre fanático de los autos Porsche de 61 años es gerente de ingeniería robótica en una empresa alemana. Nadie lo mira extraño ni le hace preguntas cuando Mark entra a las oficinas de chomba y falda, con medias can can negras y zapatos de gamuza. A veces usa botas de caña hasta la rodilla; otras, sandalias para mostrar sus uñas pintadas color carmín. Mark reversionó con su propio cuerpo la frase de Marilyn Monroe: «Dale a un hombre los zapatos adecuados y conquistará el mundo».La primera vez que el ingeniero, quien está casado con una mujer y tiene tres hijos, descubrió el placer de atravesar el suelo sobre tacos altos fue en la universidad. Su novia de aquel entonces le pidió que se pusiera zapatos para bailar con ella. Fue un amor a primer calce, pero recién hace 4 años tomó la decisión de no quitarse nunca más los tacos. «Mi familia me ha apoyado mucho y mis amigos y colegas también han aceptado mi decisión. Quizás se dieron cuenta de que soy la misma persona sin importar cómo me vista. No me siento diferente cuando uso un par de pantalones o una falda, y creo que todos los que me conocen se dan cuenta de eso también», cuenta Mark Bryan desde Alemania. El 27 de febrero de 2020 subió la primera foto a Instagram con la frase «Clothes and shoes should have no gender» (Ropa y zapatos no deberían tener género). A partir de ese día, registró cada outfit que eligió para trabajar: desde el home office por el confinamiento hasta que volvió a tomarse el tren para desplegar su elegancia en la oficina. Tardó apenas unos días en volverse tendencia en redes, en convertirse en una de las celebridades del año en Instagram, sumando más de 260 mil seguidorxs. La inesperada exposición y fama le dieron el empuje para pelear, con su exquisito estilo, contra estereotipos sociales, pidiendo una y otra vez que la ropa no tenga género y que cada unx se vista como se le de la gana. Sobre eso charlamos con Mark Bryan.

Tu lucha es ir contra los estereotipos de género. ¿Cómo comenzó?

Mirá También:  ¿Quiénes cobran hoy la jubilación y el Ingreso Familiar de Emergencia?

Originalmente no fue mi intención pero dejó de tratarse de algo simplemente personal, después de todos los comentarios positivos que recibí y viendo que el coraje que exhibía inspiraba a otros en sus vidas. Por eso decidí pelear en contra de ese estereotipo de género. Es una causa que ha crecido desde entonces: si podemos hacer que la gente acepte la ropa sin género entonces quizás mantengan la mente abierta y acepten a otros sin juzgarlos.

¿Qué íconos o diseñadores de moda te inspiran para elegir tu vestuario de cada día?

Admiro el trabajo del diseñador de moda Marc Jacobs, del Reino Unido. Inicialmente me inspiró el personaje de Meghan Markle (Rachel Zane), en la serie Suits Webisodes. Usaba faldas, blusas y tacos altos, mientras el resto de las mujeres en la serie usaban vestidos. Pensé que podía desarrollar mi propio estilo, usando camisas de hombre en lugar de blusas de mujer.

¿Por qué pensás que molesta tanto la idea de un hombre con tacos o con falda?

En primer lugar me parece que la mayoría de las personas creen que no es masculino usar ropa de mujer, pero puedo asegurar que sigo siendo un varón, y que no me comporto de manera femenina en lo absoluto. En segundo lugar, muchos creen que es una señal de debilidad, dado que tradicionalmente las mujeres han sido consideradas el sexo débil por décadas. Y en tercero, asumen que eres gay.

¿Alguna vez tuviste miedo en la vía pública?

Nunca tuve miedo, ni fui atacado. Pero a pesar de que no estaba siendo víctima de acoso, muchas otras personas sí lo estaban. Creo que una de las razones es porque le demuestro al mundo lo seguro que estoy con lo que visto, lo seguro que estoy en lo que hago, cómo me veo y cómo camino. La gente quizás reconoce eso y me deja tranquilo. Los débiles se alimentan de los más frágiles.

Mirá También:  Ciudad: desarticulan fiesta clandestina con más de 100 personas en Flores

¿Cómo es tu vida a partir de que te convertiste en una estrella en Instagram?

Se ha vuelto muy atareada. Me han hecho ofrecimientos para vestir nuevas e interesantes marcas. He realizado sesiones de fotos para revistas, me han entrevistado en un programa de televisión nacional y en docenas de entrevistas por Zoom o Skype. Ocupa mucho de mi tiempo al igual que mi trabajo regular. Me ha quitado mucho del tiempo que pasaba con mi esposa, y a su vez nuestra privacidad se ha visto algo invadida.

¿Qué clase de mensajes te envían por Instagram?

Me sorprende la cantidad de mensajes positivos que recibo. Diría que en un 95% de los casos son positivos y alentadores. También he recibido algunas amenazas y mensajes de odio, pero no me molestan en lo absoluto. Simplemente los ignoro, no les doy la satisfacción de ponerme a defender mi postura porque eso sería dejarles saber que me afecta de alguna forma.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *