Acompañado por su gabinete, el gobernador Axel Kicillof sostuvo este viernes que el intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Kirchner es «el hecho más grave desde el retorno de la democracia a nuestro país» y aseguró que no puede considerarse un hecho individual sino que «es un atentado al sistema democrático». 

«Estamos ante una situación de una gravedad difícil de exagerar y estamos todos en un estado de conmoción», señaló en el arranque de la conferencia que se realizó en el Salón Dorado de la Gobernación, en el que confirmó que participará de la marcha a Plaza de Mayo y que luego se reunirá con el presidente Alberto Fernández y gobernadores en la Casa Rosada.

El mandatario consideró que no es posible ver lo que ocurrió como un hecho aislado. «No estamos viendo esto solo como un atentado a Cristina Kirchner, quien fue dos veces presidenta y además es conductora de nuestro espacio, sino como un atentado a la democracia al sistema democrático en Argentina», señaló y agregó: «Es lo más grave que ha pasado desde la vuelta de la democracia. Buena parte de la oposición lo está viendo de esta manera afortunadamente».

En este punto, aseguró que es «malintencionado» pensar que lo que ocurrió es «un acto de una persona desequilibrada, aunque todavía no se probó, que gatilla un arma e intenta matar a una dirigente» en referencia al detenido por el hecho Fernando Sabag Montiel, quien le gatilló con una pistola. Y pidió enmarcarlo en el contexto en el que ocurrió. «El objetivo era terminar con la vida de la vicepresidenta, deshacerse de la vicepresidenta», subrayó. Y se preguntó «en qué situación política e institucional estaríamos si se cometía el magnicidio».

Mirá También:  Cerró la tranquera para subir las retenciones

Sostuvo también que el intento de magnicidio «es comparable» con el pedido de condena de 12 años de prisión e inhbilitación perpetua para ocupar cargos pedido por los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola en la causa «Vialidad». «No puedo dejar de asociarlo con un exponente del Poder Judicial que buscar a sacarla de la vida política. El paralelismo se trata de atentar o contra la vida o contra la participación política», dijo y agregó: «Pensábamos que en Argentina la proscripción ya no existía pero estamos escuchando hace meses a sectores con discurso de odio, con horcas, con guillotinas, con bolsas mortuorias. Esto no es producto de un desquiciado sino de un contexto».

Tras el hecho, Kicillof estuvo reunido en la noche del jueves con la vicepresidenta. En este sentido, aseguró que la vio «entera, como siempre» y «consciente de la gravedad de la situación, mirándolo por la responsabilidad de la representación que tiene». También dijo: «No me imagino estar en la piel de la vicepresidenta después que te ocurra eso en lo personal».

En el final, Kicillof reiteró el llamado a la reflexión de todos los sectores, a la oposición, a la justicia y a los medios de comunicación. «Hay un clima de violencia política que se viene incentivando desde distintos sectores. Vimos guillotinas y no dijeron nada, vimos dirigentes de la oposición pidiendo pena de muerta y no dijeron nada», graficó. «Estuvimos a muy poquito de una tragedia. Si no cambian la actitud ahora va a ser un problema».

«Esperemos que un repudio muy fuerte de toda la dirigencia sirve para cambiar el clima político enrarecido. La convocatoria es a todas las fuerzas políticas. Tiene que haber una contundencia (en el repudio)», dijo casi en el cierre de la conferencia. y diferenció la actitud de la oposición respecto de la que tiene el Frente de Todos. «Nosotros no mandamos a la gente a movilizar a la casa de la oposición ni de los jueces. No lo hacemos. Nuestra fuerza política aún bajo estas provocaciones se expresa en paz», remarcó.

Mirá También:  Defensa y Justicia y San Lorenzo aburrieron a todos en Florencio Varela

Participaron de la conferencia la vicegobernadora Verónica Magario; el ministro de Salud, Nicolás Kreplak; de Justicia, Julio Alak; de las Mujeres, Estela Díaz; de Asuntos Agrarios, Javier Rodríguez; de Educación, Alberto Sileoni; de Comunicación Pública, Jésica Rey; de Hacienda, Pablo López; la secretaria General, Agustina Vila; el jefe de Asesores, Carlos Bianco; y el presidente del Banco Provincia, Juan Cuattromo.

 

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *