Un sismo de 6.1 grados se sintió en varias regiones de Perú y motivó que el presidente Pedro Castillo se retirara de un desfile Cívico-Militar.

El flamante presidente de Perú, Pedro Castillo, debió retirarse antes de que terminara el Desfile Cívico-Militar que estaba presenciando en el Cuartel General del Ejército, en San Borja, luego que se registrara un sismo de 6.1 grados en Sullana, en la región de Piura.

El sismo se produjo alrededor del mediodía, cuando todavía desfilaban diferentes destacamentos frente al estrado donde se encontraba Castillo junto a la vicepresidenta y ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Dina Boluarte, y otras autoridades y altos mandos militares.

Ante el movimiento telúrico y acompañado por personal de seguridad del Estado y algunos ministros, el presidente de Perú abandonó el acto en un auto oficial.

Según los primeros reportes, el sismo se sintió en varias ciudades de la región e incluso en otras zonas de Perú, como Lambayeque y La Libertad. También repercutió en el sur de Ecuador.

Por su parte, un nuevo Gabinete ministerial, en el que falta por designar titulares de Economía y Justicia, entró este viernes en funciones en Perú, en medio de críticas de sectores de oposición e independientes contra el presidente Pedro Castillo por la designación del congresista Guido Bellido como jefe del equipo.

Castillo le tomó juramento a los ministros casi a la medianoche del jueves, en una ceremonia cuyo inicio se retrasó tres horas sin que hubiera explicaciones.

La tensa calma que había en las primeras horas de gestión de Castillo estalló cuando el mandatario anunció la designación de Bellido, investigado por la Fiscalía por «apología del terrorismo», visto por rivales e incluso por aliados como de «línea dura» y quien genera rechazo por comentarios «misóginos» y «homofóbicos» en Twitter.

Mirá También:  LOS TALLERES PERTENECIENTES AL CENTRO CULTURAL MUNICIPAL VIEJA ESTACIÓN MOSTRARÁN SUS TRABAJOS A TODA LA COMUNIDAD

Bellido, del partido oficialista Perú Libre (PL), no había aparecido en las especulaciones, que daban como casi seguro para la jefatura del Gabinete al ex parlamentario Roger Nájar, una posibilidad que se evaporó por la resistencia de otros sectores, que objetaban su idoneidad moral.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario