Es uno de los delitos que más creció en el último año en Florencio Varela y alrededores. Ocasiona severos trastornos a los usuarios de telefonía e internet.

Efectivos policiales clausuraron dos metaleras ubicadas en Florencio Varela y, de esa manera, dieron un importante golpe a la «Mafia de los Robacables», ya que ambos establecimientos se dedicaban a la compra de líneas de cableado de origen ilícito y fomentaban este tipo de delito; uno de los más que más creció en el último año y que ocasiona severos trastornos a los usuarios de telefonía e internet, así como también a las empresas proveedoras de esos servicios.

La investigación comenzó tras la denuncia de una reconocida empresa de telefonía celular, contra dos de sus empleados acusados por «Robo agravado». En ese marco, personal de la Comisaría 2da. de Florencio Varela comenzó a investigar los movimientos de los sospechosos, a quienes se los acusaba de utilizar el vehículo y las herramientas de la empresa para robar cables en la vía pública.

Luego de varias semanas, los agentes lograron reunir pruebas sobre los delitos y detuvieron a los dos empleados de la firma «Rowing», una empresa tercerizada de Edesur, la proveedora del servicio eléctrico de la zona Sur del Gran Buenos Aires y de Capital Federal.

Tras la captura, la Policía logró establecer que ambos sujetos formaban parte de una banda delictiva, que se dedicaban al robo de cables para luego venderlos en dos metaleras, una de Villa Vatteone y otra de Gobernador Costa.

Los investigadores, con ese dato, apuntaron sus cañones contra los compradores y la fiscalía ordenó sendos allanamientos, en los que se logró el secuestro de 300 metros de cables de tendido eléctrico cubierto de PVC, 5 kilos de cobre, una escalera de aluminio extensible de 8 metros, dos tijeras para cortar metal y una camisa de la empresa Rowing.

Mirá También:  LA PRÓXIMA SEMANA COMENZARÁ LA RECONVERSIÓN A LED DEL ALUMBRADO PÚBLICO EN CALLE GARAY

Asimismo, en el lugar incautaron gran cantidad de autopartes: 5 llantas de vehículos de aluminio2 múltiples de admisión2 tapas de cilindro de moto, una tapa de cilindro de un ciclomotoruna tapa de cilindro de automóvil un radiador. Todos esos elementos ahora forman parte de una nueva causa en la que se intentará establecer si las piezas de los vehículos son de origen ilícito, ya que sospechan que en ese lugar también funcionaba un desarmadero.

Interviene en el caso la Unidad Funcional de Instrucción Nº 4 de Florencio Varela, dependiente del Departamento Judicial Quilmes, que caratuló la causa como «Allanamiento por robo agravado, ley 25.761 (Rudac) y clausura metaleras ley 13.564».

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario