Desde el espacio Familias por un Retorno Seguro a las Escuelas elaboraron un pronunciamiento para que se cancele la vuelta a las aulas ante la virulencia de la segunda ola de coronavirus. “Sin salud no hay educación posible”, advierten.

Mientras el anuncio de nuevas restricciones es inminente y el debate por la presencialidad escolar sigue, un pronunciamiento con más de 16 mil firmas para que se establezcan las clases virtuales es entregado este jueves al Gobierno de la Ciudad. La iniciativa la impulsa el colectivo Familias por un Retorno Seguro a las Escuelas, que comenzó la recolección de adhesiones tras la negativa del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta a acatar el DNU presidencial.

“Empezamos a juntar firmas el 23 de abril y en una semana juntamos más de 16 mil, armamos el pronunciamiento y rápidamente conseguimos adhesiones de familias de CABA y personalidades de la Cultura, en repudio a que no se suspenda la presencialidad y se obligue a las familias a llevar a los chicos”, explicó Valeria Añon, referente del espacio. Y remarcó que, pese a la negativa del Ejecutivo local a cerrar, “hay muchas familias que no están llevando a los chicos, hay grados enteros vacíos, y docentes que paran, aunque les descuentan los días. Hay un acuerdo entre familias y docentes”. Los gremios mayoritarios, de hecho, van por su octavo día de paro consecutivo. “Queremos evitar que todo pase por la decisión de las familias. No se construye comunidad así”, cuestionó.

Además de entregar las firmas –a las 14.30 en la Jefatura de Gobierno– vienen pidiendo entrevistas con Larreta y los ministros de Salud, Fernán Quirós, y Educación, Soledad Acuña. “Nos parece que la situación ya llegó a un límite. Aunque cierren mañana, esto ya está fuera de control en CABA. Creemos que no alcanza con dos semanas, hay que suspender hasta que bajen los casos y avance la vacunación”, planteó Añón.

Mirá También:  CALENDARIOS DE PAGO DE HOY VIERNES 22 DE ENERO

Desde el colectivo rastrearon experiencias sobre presencialidad y virtualidad escolar en otros países y concluyeron que “lo que se hizo fue al revés: cerrar todo junto y abrir escalonadamente. Abrieron primero primaria -el nivel donde los chicos hacen más caso-, después inicial o secundario de acuerdo a la zona. Acá proponen al revés y con este nivel de circulación viral es un fracaso. Agotás a la población con idas y vueltas y no resolvés problema de fondo”, advirtió sobre la posibilidad de que se cierren las secundarias, algo que se evalúa de cara a la nueva etapa.

Uno de los elementos que toma en cuenta el pedido de no presencialidad es que “los contagios que más están aumentando son de chicos de 0-9 años”. Ante este panorama, advierten desde el espacio, “cuanto más tiempo tarden en decidir, más van a tener que cerrar”. El lema del pronunciamiento es que “sin salud no hay educación posible”.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario