La revelación de El Destape vuelve a poner a Darío Nieto en el centro de la escena. Su vínculo con Borinsky y la respuesta parcial al pedido de acceso a la información de Poder Ciudadano.

La investigación del portal El Destape sobre las visitas a la Quinta de Olivos de los camaristas de Casación Mariano Borinsky y Gustavo Hornos, además del integrante de la Cámara Federal Mariano Llorens y del fiscal Raúl Pleé, ha dejado a la intemperie a otros personajes del universo macrista; entre ellos, el aún secretario privado del ex presidente, Darío Nieto.

Al respecto, ahora habría saltado a la luz una travesura de su cuño. El asunto ocurrió a fines de 2018, cuando la Fundación Poder Ciudadano pidió a la Agencia de Acceso a la Información que se hiciera público un registro de visitas a la residencia presidencia durante el mandato de Mauricio Macri. Así obtuvo un listado incompleto, sin fechas, horarios, ni modos de ingreso.

Ahora –según reveló una fuente judicial– la manipulación de aquel documento se le atribuye al bueno de Nieto.

La larga noche del régimen de la alianza Cambiemos lo tuvo como un espectro apenas disimulado. Costaba creer que este personaje con cara de nerd fuera, por cuatro años, la sombra discreta y silenciosa de la máxima autoridad del país; el tipo que compartía con él todas las mañanas, el tipo que manejaba su agenda, el tipo que oía sus confidencias y que incluso le elegía las camisas.

Su brinco a la fama ocurrió a fines de junio del año pasado, cuando su hogar fue allanado por orden del juez federal Federico Villena, en el marco de la causa por el espionaje ilegal de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

Mirá También:  Causa peajes: Javier Iguacel y Bernardo Saravia Frías procesados por administración fraudulenta

El operativo había tenido ribetes de comedia.

–¡No les voy a dar el celular! –les chilló a los policías.

Luego corrió hasta la cochera para encerrarse en su auto con el aparato aferrado entre sus dedos como si fuera una pequeña biblia.

Allí, mientras se empeñaba en borrar archivos, le mandó a su esposa un mensaje: “Me están por detener”. Ella retransmitió la novedad a Macri. Pero sin recibir de su parte ninguna respuesta. En tanto, le decomisaban el celular.

Nieto al final no quedó detenido.

El 29 de julio subió a su cuenta de Twitter una fotografía donde se ve a un movilero televisivo junto a un portero eléctrico. “Esto es ahora –informa el epígrafe–. Las cámaras de C5N abajo del edificio donde vivo con mi familia tocando todos los timbres y preguntando por mí. Es un atropello”.

Ese miércoles acababa de trascender el resultado de la pericia efectuada sobre su celular. El contenido era como una granada de fragmentación, cuyas esquirlas aún hoy causan heridas.

En el expediente en cuestión está probado que Nieto recibía de la secretaria de Documentación Presidencial, Susana Martinengo, los informes de inteligencia ilegal que a ella a su vez le entregaban los esbirros de la AFI. Y que, luego, de la mano de Nieto le llegaban a Macri.

Cuando la causa pasó del despacho de Villena al del juez de Lomas de Zamora, Juan Pablo Augé, Nieto obtuvo la “falta de mérito” (por ahora).

Antes de ello, el secretario efectuó una presentación judicial para que el expediente pasara a un juzgado amigable de Comodoro Py. Uno de los jueces que votó a favor de dicha instancia fue nada menos que Borinsky.

Mirá También:  En San Luis la disputa electoral se dirime entre hermanos

Ahora quedó totalmente acreditado el vínculo previo entre este y Nieto.

El primer nexo entre ambos –según especifican los registros de la Casa Militar– data del 11 de agosto de 2016. Ese jueves hubo “paddle” en la Quinta de Olivos. Y –entre otros “deportistas” como el jefe de Asesores, José Torello, y el secretario Legal y Técnico, Pablo Clusellas– estuvieron Borinsky y Nieto.

Es en este punto donde nuevamente cobra importancia la información exhumada del ya célebre celular de Nieto, en el cual anotó una consulta que debía hacerle al camarista: “Hablar con Borinsky. Tema administrativo y penal”. El texto está fechado el 1 de noviembre de 2018.

Siempre según los registros de la Casa Militar, Nieto estuvo en la quinta presidencial las 15 veces que Borinsky la visitó.

Nieto había pedido recientemente –a la Cámara Federal de La Plata– la nulidad  de todo el contenido de su celular. Pero la solicitud le fue denegada, por lo que acababa de insistir con el asunto ante la Cámara Federal de Casación; o sea, un deseo que debía satisfacer Borinsky. Pero fue demasiado tarde.

Borinsky, al quedar expuestas sus 15 visitas a la Quinta de Olivos, solo atinó a levantar las cejas, y decir: “Bue… no fueron tantas veces”.

Un argumento algo flojo para alguien que –junto con Hornos, Llorens y Pleé– intervino en casi todas las causas contra ex funcionarios kirchneristas, dirigentes opositores y empresarios rivales.

A modo de ejemplo, fue precisamente Borinsky quien supo resucitar la causa por el Memorándum con Irán, compartiendo esa gesta con Hornos, ya que por entonces integraban la Sala I de Casación, luego de que el juez Daniel Rafecas la anulara por “inexistencia de delito”. Pero ellos no solo la abrieron sino que se la llevaron en bandeja Claudio Bonadio.

Mirá También:  Las empresas que ganaron millones en 2020 exigen un nuevo tarifazo de gas

Ese expediente es un himno al desplome del estado de derecho. Entre otras muchas vilezas, sirvió para encarcelar a los dirigentes opositores Carlos Zannini, Luis D’Elia, Fernando Esteche y Jorge Khalil. El pedido de detención era también para Cristina Fernández de Kirchner, quien se salvó por sus fueros de senadora.

En dicho contexto el procesamiento de Héctor Timerman requirió, por su debilitada salud, una dosis extrema de crueldad. Prueba de ello es que su absurda prisión domiciliaria –tardíamente subsanada por el juez subrogante Sergio Torres– imposibilitó su viaje a los Estados Unidos para continuar el tratamiento oncológico. De modo que su cuadro se agravó y tuvo que ser operado de urgencia. El ex canciller falleció el 30 de diciembre de 2018.

Aquel día, Borinsky y Hornos jugaban al paddle en Olivos.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario