También lanzó una moratoria y habló de la deuda

Serán del 7 por ciento y no alcanzan a municipios del AMBA. «Con Macri y Vidal hubo tarifazos y la plata fue a la ganancia de las empresas”, explicó. 
El Gobernador bonaerense, Axel Kicillof, realizó anuncios económicos que incluyen aumentos de tarifas en servicios públicos y dos proyectos de ley para moratoria y modificación del tributo a los Ingresos Brutos para monotributistas. También habló de la negociación de la deuda bonaerense y le pegó duro a la herencia de Cambiemos.En el marco de una serie de anuncios en Casa de Gobierno, en La Plata, el gobernador explicó que se realizó una auditoria a las distribuidoras eléctricas con información insuficiente, y recordó que «venimos de un año y medio de suspensión de todo aumento», por lo que informó un incremento del 7 por ciento en la tarifa final del servicio eléctrico, desde el próximo 1 de abril. Los usuarios alcanzados serán todos los bonaerenses que no estén atendidos por las distribuidoras Edenor y Edesur, que abordan el Conurbano. En total, se calcula que la suba impactará en un 40 por ciento de la población del distrito.

En el acto, Kicillof fue directo con la política tarifaria del gobierno de Cambiemos. «El gobierno de Macri y Vidal vino con política de tarífazos», opinó y comentó que en 2017 «firmaron la Revisión Tarifaria Integral (RTI), acuerdos de pagos que implicaban aumentos después del cambio de gobierno, que significaría tener que estar anunciando ahora un aumento del 217 por ciento». Y precisó que “tendríamos que triplicar tarifas para cumplir lo que ella dejó» y que «eso es imposible». Agregó además que el aumento de tarifas aplicadas por la ex gobernadora «fue a las ganancias de las empresas», al tiempo que anunció el inicio de un «proceso en el que el Estado tendrá una fuerte intervención para garantizar inversiones».

Mirá También:  El cálculo de la OMS sobre el fin de la  pademia de coronavirus

«Habían establecido una fórmula anual de ajuste, que implicaba un tarifazo que estaba implicado el dólar. Si el dólar subía, aumentaban las tarifas. Nos convirtió en usurarios dolarizados», consideró. Precisó en ese sentido que «la fórmula del aumento era escandalosa e impagable», y que «las empresas no cumplieron compromisos de inversión. Lo cual demuestra -dijo- que hubo tarifazos pero no mejoró la calidad del servicio». «No hubo aumento de inversión. La plata fue a la ganancia de las empresas. Esos cuatro años las empresas ganaron 210 millones de dólares. Para la especulación y las empresas todo, para los usuarios nada», completó el gobernador.

La deuda

Kicillof manifestó también que su administración «continúa abierta al diálogo con los acreedores internacionales para encontrar una solución conveniente» para reestructurar unos 7.148 millones de dólares de deuda, pero remarcó que ese proceso debe darse en el marco de un «esquema de vencimientos que esté dentro de las posibilidades de pago de la provincia».

«La denuncia judicial no contribuye a la posibilidad de encontrar una solución», remarcó el mandatario provincial durante una conferencia de prensa que encabezó hoy en la sede de la Gobernación, en La Plata y en la que se refirió a la demanda que presentó el martes un grupo de bonistas ante los tribunales del Distrito Sur de Nueva York.

La demanda fue impulsada por miembros del Comité Directivo del Grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos de Buenos Aires, que poseen once series de obligaciones con un monto de capital total de más de 7.100 millones de dólares emitidas por la provincia, mientras se estaban desarrollando las conversaciones para alcanzar un acuerdo. Kicillof planteó que «el Gobierno neoliberal de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal dejaron dos yunques: la deuda impagable y acuerdos con el sector energético de tarifas impagables».

Mirá También:  WhatsApp: qué teléfonos no podrán usarlo a partir del 1 de febrero y cómo evitarlo

«Vidal tomó deuda en dólares en Wall Street. Emitió 5 mil millones de dólares de deuda, el doble de todo lo que se emitió los ocho años anteriores. Y nos dejaron los vencimientos a este Gobierno», subrayó el mandatario, y estimó que se trata de una deuda «absolutamente impagable».

Moratorias

El Gobernador confirmó el envío a la Legislatura bonaerense de dos proyectos, uno de moratoria impositiva y otro sobre cambios en Ingresos Brutos. «Con la primera de las moratorias se busca poner bajo este régimen el pago de deudas patrimoniales de los impuestos inmobiliario y automotor, vencidas hasta el 2020, tanto de particulares como de empresas», aseveró Kicillof.

Esa herramienta de la posibilidad de pagar en 24 cuotas con tasa de interés fija y se especula que podrían entrar allí unos 3 millones de contribuyentes y más de 5.000 empresas.

La otra moratoria está enfocada en 3800 grandes agentes de recaudación que en 2020 no depositaron al fisco los fondos retenidos en sus operaciones con contribuyentes de Ingresos Brutos e impuesto a Sellos. Aquí la ley ofrece 48 cuotas. Se suma a estas dos una tercera moratoria para regularizar deudas acumuladas por infracciones laborales y seguridad e higiene.

«Para los IIBB se va a definir un monto a pagar en cada categoría, en acuerdo con AFIP», destacó Kicillof sobre el punto de Ingresos Brutos. Así, se eliminará la presentación mensual de declaración jurada y también se los excluirá de las retenciones.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario