En abril los combustibles volverán a subir entre un 5% y un 7%. Mientras que los taxis tendrán una aumento del 44% en este cuarto mes del año.

En distintas estaciones de servicio se consultó a los conductores sobre el impacto que les generarán las subas. Eduardo, un conductor, explicó que la cantidad de combustible que carga hoy “es un tercio de lo que cargaba antes”, por su parte, Éric, aseguró, “me da miedo agarrar el auto, cada vez que voy a cargar nafta es un número diferente”.

Con respecto al aumento de los taxis, Néstor, uno de los trabajadores automovilísticos consultados, expresó que el aumento fijado por el Gobierno al estar partido en dos, “no compensa todo lo que perdimos”. Enrique, otro taxista, afirmó que cada vez hay menos personas que pueden tomar un taxi, “llegar a 10 pasajeros es un triunfo”.

La acumulación de aumentos y la perspectiva de que estos sigan subiendo tornan la situación muy complicada. Linda, una conductora, contó que piensa en vender su auto porque al aumento de nafta se suma pagar el seguro y la patente. 

A los aumentos de los taxis y la nafta se suman los aumentos del subte y los peajes, por lo cual será cada vez más caro movilizarse.

Deja un comentario
Mirá También:  ESTADO DE SITUACIÓN - 7 DE ABRIL

Artículos Relacionados

Deja un comentario