La rama agraria de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular repudió al ex ministro de Agroindustria durante el gobierno de Cambiemos, por intentar desalojar a la fuerza a los movimientos sociales que forman el Proyecto Artigas.

A través de un comunicado, la rama agraria de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP Agraria), junto a organizaciones del movimiento campesino, denunciaron “maniobras mafiosas que parte de la familia Etchevehere está ejerciendo sobre los compañeros que se encuentran en el Proyecto Artigas”, ubicado en la Estancia Casa Nueva, en el departamento La Paz de Entre Ríos.

“La Sociedad Rural de Entre Ríos –empieza el comunicado–, acompañada por la de Buenos Aires, está convocando a rodear el campo para expulsar a las y los compañeros, citando a una supuesta ´defensa de la propiedad privada´ pero ocultando que la dueña de las tierras se encuentra en el lugar y, además, cedió el 40% de las mismas para el establecimiento de la colonia agroecológica”.

El Proyecto Artigas es una red integrada por movimientos sociales, profesionales del derecho, la comunicación y el cuidado del ambiente que acompaña a Dolores Etchevehere, “en el ejercicio de sus derechos hereditarios a partir de la posesión pacífica de una parte de sus bienes”.

Dolores es hermana de Sebastián, Juan Diego y Luis Miguel Etchevehere, quien fuera presidente de la Sociedad Rural Argentina entre 2012 y 2017 y ministro de Agroindustria durante el gobierno de Mauricio Macri.

El 15 de octubre, Dolores, junto a campesinos, trabajadores rurales, pequeños productores y organizaciones socioambientales, plantó la primera semilla para construir “una comunidad sostenible libre de agrotóxicos y de explotación” en tierras que “se encontraban ilegalmente ocupadas por sus hermanos varones, junto a otras 70 hectáreas de una escuela agrotécnica”.

Mirá También:  Paro docente en Chubut

La Estancia Casa Nueva pertenece, por derecho hereditario, a Dolores. Fue ella la que donó, mediante escritura pública, el 40% de su propiedad para este proyecto “reparador, ecológico y comunitario”. A su vez, restituyó los terrenos pertenecientes al establecimiento educativo.

Sin embargo, a menos de una semana, la UTEP Agraria denunció que “la actitud y la mentira de los familiares de Dolores pone en riesgo la integridad física de nuestros y nuestras compañeras, además de la continuidad de un proyecto que pondera un modelo de alimentación justo y soberano”.

El comunicado de la organización afirmó, además, que “los Etchevehere son un clan que ha subyugado no solo a campesinos y campesinas, trabajadores rurales y pequeños productores, sino que son unos de los principales responsables de la consolidación del modelo agropecuario concentrado y de explotación a personas y recursos naturales. Han formado parte de la cúpula de la Sociedad Rural, quienes, incluso, han participado de medidas desestabilizadoras y anti democráticas”.

Por último, expresó el “repudio a la mafia agraria” y exigió que “las autoridades provinciales, nacionales y judiciales garanticen la seguridad de las y los compañeros, así como la continuidad del Proyecto Artigas”.

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *