El estremecedor descubrimiento se produjo este martes por la tarde cuando un hombre recorría un basural ubicado a la vera de la ruta Nº 21. Intentan rastrear a sus padres en la zonas cercanas

Un hombre que recogía plástico en un basural de Añatuya, ubicado a la vera de la Ruta 21, en Santiago del Estero, encontró el cuerpo de un bebé recién nacido con síndrome de Down en una caja, cubierto con trapos y una bolsa de harina.

El indviduo dio aviso a la policía y de inmediato intervino en el caso la fiscal de turno Florencia Garzón, que dispuso la realización de una autopsia. La División Criminalística, por otra parte, secuestró los distintos elementos en los que estaba envuelto.

De acuerdo con el relato del hombre que lo halló,el cadáver habría sido arrojado por el primero de los dos camiones recolectores de residuos que trabajaron ayer, entre las 7 y 8 de la mañana.

Los informes preliminares de la autopsia indicaron que el nene nació vivo hace unos cinco días y que murió por asfixia. Además trascendió que el pequeño había nacido con síndrome de down.

Un grupo de policías abocados a este caso intentan rastrear a la madre o el padre en los barrios Sportivo, Villa Abregú y Manzione, en Añatuya, a sólo 5 kilómetros del basural, especialmente entre todas las parturientas recientes. Si bien todavía no hay sospechosos, de ser encontrados podrían ser acusados del delito de “homicidio calificado por el vínculo”.

Deja un comentario
Mirá También:  Quilmes: sin protección, un bombero héroe salvo de las llamas a una anciana postrada

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *