La ahora exfuncionaria podría ocupar otra función en la administración nacional

Tras poco más de ocho meses en la gestión, la viceministra de Educación, Adriana Puiggrós, le presentó su renuncia de manera “indeclinable” al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Fuentes oficiales aseguraron que entre la ahora exfuncionaria y miembros del gabinete del ministro de Educación Nicolás Trotta hubo diferencias de tipo programáticas que impidieron continuar al frente del cargo que ocupaba.

En la Casa Rosada lamentaron la decisión que tomó la prestigiosa educadora pero sostuvieron que trabajan para contar con la participación de Puiggrós en otro lugar de gestión.

En diciembre del año pasado, cuatro días antes de asumir la presidencia, Alberto Fernández presentó a los integrantes de su gabinete. En esa oportunidad dijo sobre Puiggrós que iba a acompañar a Trotta: “Es una licenciada en educación que conoce el tema educativo como poca gente en la Argentina. Ella, seguramente, a va a secundar más que bien a Nicolás”.

En los últimos tiempos, se había emprendido una reestructuración de los planes fijados ante la pandemia, que terminaron aumentado las distancias que arrastraban desde casi la llegada del nuevo gobierno.

La viceministra de Educación renunció en momentos en que las clases no se cursan con normalidad por la pandemia de coronavirus y mientras se analizan los protocolos que permitirán el regreso paulatino de los estudiantes a las aulas de todo el país. En rigor, recién están regresando a clases los alumnos de San Juan, Catamarca y para septiembre se piensa que es posible que Santiago del Estero se sume a este todavía escuálido listado de provincias en condiciones de volver a dictar clases.

Mirá También:  Quiénes se quedaron con los dólares del FMIgate

La dimisión de Puiggrós no fue la única. A lo largo de estos meses de gestión, ya se había retirado del ministerio la subsecretaria de Planeamiento, Prospectiva e Innovación, Liliana Pascual. También habían presentado su dimisión los asesores de Puiggrós, el pedagogo Roberto “Tito” Marengo y el médico Norberto Liwski.

Puiggrós es, además de licenciada en Ciencias de la Educación, doctora en Pedagogía y tiene una larga participación en la política argentina. Fue convencional Constituyente en 1994 y en 1997 asumió como diputada nacional como integrantes del Frepaso para luego ocupar una banca por el Frente para la Victoria entre 2007 y 2015. Antes había ocupado el cargo de directora General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires y también supo ser, en 2001, secretaria de Estado para la Ciencia, la Tecnología y la Innovación Productiva.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario