Ocurrió en Santiago del Estero. Investigan si el fin de la gavilla era el lavado de dinero o la compra de estupefacientes. 

El juez federal Guillermo Molinari, que investiga el origen y el destino de los más de $25 millones secuestrados en diferentes operativos en camiones y en un colectivo que circulaban por Santiago del Estero, confirmó que el dinero pertenecía a una misma banda criminal e intenta determinar si tenían como fin el «lavado de dinero» o «compras de estupefacientes».

«Nos interesa saber de dónde sale el dinero y, sobre todo, el destino», explicó el magistrado, quien añadió que la principal sospecha es que tenía «fines de lavado de dinero u otros ilícitos, como pagos o compras de estupefacientes». Al respecto, agregó que «tanto el juzgado, la Gendarmería y la fiscalía» están investigando «la coincidencia respecto al modus operandi, por la forma en que fueron empaquetados e individualizados los paquetes con los montos de dinero».

Deja un comentario
Mirá También:  Condenado por violación, pero en libertad y como intendente

Artículos Relacionados

Deja un comentario