«Los desafíos no son la mano dura o la mano blanda. Poner mano dura, meter gente presa, pero no construir cárceles no tiene sentido, es solo marketing”, subrayó el presidente Alberto Fernández en un tramo de su mensaje en La Plata interrumpido por los aplausos de los intendentes del Frente de Todos. Junto al plan de obras Argentina Hace, el Gobierno anunció también la construcción de 12 unidades sanitarias destinadas a cárceles bonaerenses, lo que permitirá sumar 288 camas destinadas especialmente a la población carcelaria. También se construirán otras cuatro unidades destinadas al Sistema Penitenciario Federal.

El Presidente marcó las condiciones de hacinamiento que vivían muchos bonarenses, situación que se replicaba en las cárceles. «Tener esas personas hacinadas es un acto inhumano, y nosotros abrazamos la política porque la humanidad nos importa», afirmó. Días atrás, cuando se disparó la polémica por las domiciliarias a los detenidos en las cárceles, Fernández le pidió al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, que ideara alguna solución para el problema. Se resolvió construir algo parecido a los hospitales modulares que se levantaron en el GBA y las provincias más afectadas, pero en este caso más pequeños y destinados exclusivamente a las cárceles.

Luego de la firma de los convenios con la Provincia, Katopodis señaló que el objetivo es levantar unidades que cuenten con «espacios preparados y acondicionados para aquellos pacientes que necesiten aislamiento y tratamiento». Las unidades se ubicarán en terrenos dentro de los penales y estarán compuestas por pabellones de 365 metros cuadrados, construidos a través de un sistema modular pre elaborado en fábrica y montado sobre plateas de hormigón. 

Mirá También:  Kulfas expone en Diputados

Cada unidad permitirá sumar 24 plazas, contará con celdas individuales con cierre electrónico y un sistema de cámaras de monitoreo. Además, tendrán equipamiento de rayos X móviles, resucitador, equipo de traqueotomía, respirador, kit de laboratorio y equipo de curaciones. Está previsto que cuando concluya la pandemia, funcionen como centros de salud en los penales. Según se informó, la contratación, construcción y equipamiento de estos espacios se está gestionando a través de las Naciones Unidas, «lo que garantiza rapidez, transparencia y eficacia por su experiencia y buenas prácticas internacionales», comunicó el Ministerio.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *