En 2018, las distribuidoras Edenor y Edesur le cortaron la luz a más de 300 mil usuarios que no pudieron pagar las facturas. En tan solo dos meses, este año se acumularon 75 mil cortes. La Comisión de Usuarios, integrada por 23 asociaciones del consumidor, reclamó la suspensión de los cortes hasta que asuma el nuevo gobierno.

Los cortes del servicio de electricidad a los hogares que no pueden pagar la factura de Edesur se triplicaron en relación al año pasado, mientras que los de Edenor aumentaron en más del doble. Según datos que el ENRE dio a como respuesta a un pedido de la comisión de usuarios, la distribuidora a cargo de dar energía a los barrios del sur de la Ciudad de Buenos Aires y doce partidos del conurbano viene haciendo más de 25 mil cortes mensuales, número que habla de la grave situación de emergencia que están atravesando los sectores de clase baja y media baja, donde por efecto de la suba de las tarifas y caída de los ingresos se acumulan las facturas impagas

Los 25 mil cortes mensuales de Edesur -el registro es de los meses de enero y febrero-, contrastan con los 8 mil que había hecho en los mismos meses de 2018 y los menos de 5 mil de 2017. Edenor tiene por su parte un promedio de 12 mil cortes en enero y febrero, contra 4.500 el año pasado.

Al observar lo que viene sucediendo desde diciembre de 2015 (ver gráficos 1 y 2), se ve el impresionante aumento de las familias que se quedan sin luz por no poder afrontar el costo del servicio, que durante el gobierno de Cambiemos subió un 3 mil ciento. El salto más pronunciado se es un fenómeno de este último año y medio.

BAJO LA ALFOMBRA

En la Argentina las distribuidoras de energía eléctrica no están obligadas a hacer públicos los datos sobre la cantidad de usuarios a los que cortaron el servicio, por eso esta información suele ser difícil de conocer.

Mirá También:  El cambio de la movilidad previsional les quitó diez puntos a los jubilados

Una larga tradición que entiende la energía eléctrica como un servicio público supone que las empresas sólo recurran al corte en un caso extremo, y es claro que a ninguna le conviene mostrar el agravamiento de esos índices.

Pero sí deben informarlo al Ente Nacional Regulador de la Electricidad, el organismo encargado de su control. El Enre tiene, desde 2003, una Comisión donde están representadas las asociaciones del consumidor.

“Nosotros estamos teniendo una enorme cantidad de consultas por las suspensiones del servicio. Es evidente que los cortes se dispararon, y por eso hicimos un pedido de información concreta al organismo,que nos respondió con los últimos datos disponibles, que llegan hasta febrero de este año. Creemos que la situación de febrero a hoy se volvió peor”, dijo Ricardo Vago, coordinador de la Comisión de Usuarios del Enre.

El consultado aseguró que antes de los tarifazos veníamos con pocos cortes, pero que desde mdiados de 2018 todos los números se dispararon. “La luz es un servicio público. Con los cortes, muchas familias se quedan también sin agua, porque su provisión depende de un motor eléctrico. Son elementos esenciales para la vida. Esto marca que las autoridades no están siguiendo la magnitud de la crisis con la responsabilidad que debe tener un gobierno, que es quien tiene que cuidarnos”

Pedro Bucetti, titular de DEUCO y también integrante de la comisión de usuarios del ENRE señaló lo que están reclamando como asociaciones del consumidor que es “ la suspensión de los cortes y la reincorporación de todos los usuarios que quedaron sin servicio por falta de pago”

“En enero de 2016 Macri decretó la emergencia eléctrica, basado en el supuesto déficit económico de las empresas. Ahora tenemos una emergencia eléctrica no de las empresas, sino de los usuarios. Hay centenares de miles de viviendas que están en pobreza energética”. Para el especialista, en el área del Gran Buenos Aires las cifras de hogares que cayeron en situación de indigencia, que son 300 mil, coincide con el acumulado de cortes. “Dentro de los cortados hay mucha gente de clase media baja, que fue perdiendo la condición de clase media y hoy está en la pobreza”.

MAS CRISIS

El aumento de los cortes no sólo está relacionado a la suba de las tarifas, sino tambièn al debilitamiento del control El presidente del ENRE, el organismo que está a cargo de vigilar que las distribuidoras cumplan con los contratos, es desde enero de 2018 Andrés Chambouleyron, que llegó a ese cargo después de haber sido al menos diez veces testigo “experto” de empresas de energía eléctrica y el gas en sus demandas internacionales ante el CIADI, el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones, una oficina de arbitraje del Banco Mundial que históricamente ha laudado en favor de las corporaciones,

Mirá También:  El futuro del trabajo, uno de los ejes en la agenda del Gobierno, pero no en su política

En este momento, incluso en sus aspecto más institucional el ENRE está prácticamente inoperante. Es porque Edesur y Edenor acaban de pasar a jurisdicción de la provincia de Buenos Aires, con lo que debió crearse un nuevo organo de control, que se llamará EMSE, para reemplazarlo, que aún no se conformó. ,

El traspaso de la jurisdicción sobre las distribuidoras desde el Estado nacional a la gobernación (en CABA sucederá lo mismo y se hará cargo el gobierno porteño) fue aceptado a fines de septiembre mediante un decreto de María Eugenia Vidal.

A partir de esa aceptación, el gobierno nacional ya no está a cargo de pagar los gastos del control de la distribución de energía electrica. “En el intermedio hasta que el ENSE quede constituido,sigue cumpliendo la función de control el ENRE, pero sin capacidad económica ni poder político. Eso hace que las empresas sientan que hay un control aún más débil que el que venía haciéndose”, asegura Vago

MEDIDORES PREPAGOS

Que el número de cortes sea más bajo en Edenor que en Edesur puede estar vinculado a que la compañía viene instalando medidores prepagos. Hoy ya hay 110 mil usuarios con tarjeta prepaga, un sistema que en la mayor parte de los casos les fue puesto para reconectarse después de que les cortaran la luz por falta de pago. Esos 110 mil usuarios ya no figuran más en las estadísticas de corte: simplemente acceden a la energía que puedan pagar por anticipado.

El medidor prepago es una propuesta que da un alivio inmediato a los consumidores más empobrecidos, que de esta manera pueden reconectarse. Pero al mismo tiempo, los pone en una situación en la que tienen electricidad solamente los días del mes para los que les alcance el dinero, ya que si no hacen una recarga (el sistema es igual que el de la SUBE o los celulares) se quedan a oscuras.

Mirá También:  Crece en cifras sin precedentes el saldo negativo de la balanza comercial

ASENTAR LA QUEJA

¿Están cortando antes la electricidad? Hay uniones de Usuarios que aseguran que las distribuidoras redujeron los plazos de preaviso para el corte del servicio a los clientes morosos. Ahora las empresas no mandan un aviso de corte (la carta que llegaba antes, una notificiación de corte del servicio) sino que ya en la segunda boleta impaga incluyen en la misma factura el aviso de suspensión, con el que dan por cumplido ese trámite y pueden efectuar desconexiones sumarias.

“La reglamentaciones hoy están facilitando los cortes. Es decir que el Estado no sólo cargó sobre los usuarios el tarifazo, sino que permitió a las distribuidoras cortar más expeditivamente el servicio. Y como la factura ahora es mensual, eso implica otro acortamiento de los plazos”, apuntó Sergio Procelli, de Consumidores Argentinos.

Procelli asegura que las suspensiones se están haciendo en mayor proporción con el añadido del retiro del medidor. Esto deja abierto el problema de cientos de miles de usuarios que quedan totalmente fuera del sistema.

“Cada usuario al que le sacan el medidor paga gastos de reconexión”, coincidió Andrea Manzi de la Red de Multisectoriales contra los Tarifazos. La Red recomienda presentar reclamos en las distribuidoras, y en el caso de que no lo tomen dejarlo asentado en el Libro de Quejas que por reglamentación las empresas deben tener. Sólo una vez hecha la queja ante las compañías es posible presentar la denuncia al Enre.

El pedido de que se suspendan los cortes hasta la asunción del nuevo gobierno está firmado por las 23 asociaciones de consumidores que integran la Comision de Usuarios del Enre, entre ella Acucc, Auda, Adecua, Consumidores Argentinos, Consumidores Libres, Deuco y la Unión de Usuarios y Consumidores.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *