Cuarenta y un personas murieron durante el incendio de un avión en el que se desató un incendio en vuelo, en uno de sus motores. El piloto logró aterrizar la nave en el aeropuerto de Moscú, mientras el fuego envolvía la cola. Los sobrevivientes se lanzaron por los toboganes de auxilio.

Al menos 41 pasajeros que viajaban en un avión de la compañía Aeroflot murieron debido a un incendio que comenzó aparentemente en uno de los motores durante el vuelo. La aeronave debió realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Moscú. Si bien todavía se desconoce la causa del incendio, algunos pasajeros aseguraron que se generó después de que el avión fuera “impactado por un rayo”, aunque bien podrían haberse confundido con la explosión en una de las turbinas. “Según los últimos datos que maneja la investigación, han sobrevivido 37 personas”, sostuvo la portavoz del Comité de Investigación de Rusia, Svetlana Petrenko.

Ayer, el Sukhoi modelo Superjet-100 de Aeroflot despegó desde Moscú rumbo a la localidad de Murmansk llevando a 73 pasajeros y 6 miembros de la tripulación. Unos 40 minutos después del despegue, el capitán de la aeronave solicitó realizar un aterrizaje de emergencia debido a que los motores se encontraban en llamas. Sin embargo, no logró establecer contacto con las autoridades del aeropuerto debido a un fallo técnico. Aunque no lograron obtener el permiso oficial para el aterrizaje, la aeronave volvió a la pista del aeropuerto.

Una fuente aeroportuaria dijo a la agencia Interfax que el Sukhoi Superjet “envió una señal de emergencia poco después del despegue. Hizo un primer intento fallido de aterrizaje de emergencia y luego, en el segundo, golpeó el piso con el fuselaje”. La fuente afirmó que la aeronave había aterrizado con sus tanques llenos de combustible porque se perdió el contacto por radio con los controladores de tránsito aéreo y “era peligroso realizar una maniobra para vaciar los tanques sobrevolando Moscú”.

Mirá También:  Bahía Blanca: encendió una fogata y arrojó a su mujer a la misma

En videos que aparecieron luego en las redes sociales se ve al avión aterrizando con su parte posterior envuelta en llamas, mientras sale una nube de humo negro. También se ve cómo los sobrevivientes del accidente realizan la evacuación a través del tobogán de emergencia desplegado sobre la pista del Aeropuerto Internacional Sheremetievo de Moscú.

Piotr Egorov, uno de los pasajeros, contó al diario ruso ‘Komsomolskaya Pravda’ que, minutos después del despegue, “un rayo alcanzó el avión, entonces los pilotos dieron la vuelta e hicimos un aterrizaje forzoso”. “Casi perdimos la consciencia por el miedo mientras el aparato se movía hacia arriba y hacia abajo como un saltamontes y se incendiaba”, sostuvo el hombre mientras era atendido por los servicios de emergencia.

Las autoridades rusas comenzaron a investigar el incidente aéreo que, según algunas fuentes, podría deberse a un fallo en el sistema eléctrico del avión, pero tanto la tripulación como los pasajeros aseguran que el problema se inició después de que un rayo impactara la aeronave. Por su parte, el Comité de Investigación informó que se abrió una investigación criminal por violación de las normas de seguridad.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *