Desde hoy rige el segundo tramo del aumento anual de la luz en el área metropolitana de Buenos Aires que está a cargo de las empresas Edesur y Edenor. Se estima que el impacto en las boletas será del 14 por ciento, que se suma al incremento del 26 por ciento aplicado en febrero. A esta altura del año, la suba acumulada del servicio eléctrico es del 43 por ciento, lo cual imprime presión a la inflación de estos meses. Restan todavía otros aumentos en mayo y agosto, para alcanzar una suba total del 55 por ciento.

Según los datos oficiales, a partir de hoy dos terceras partes de los hogares del AMBA afrontarán una boleta de al menos 1275 pesos mensuales, mientras que la categoría R1, de menor consumo, pagará 600 pesos. El salto de categoría implica un fuerte incremento de la boleta, lo cual complica especialmente a hogares que no cuentan con el servicio de gas de red y por lo tanto se ven obligados a consumir gran cantidad de luz.

El aumento de la luz en febrero del 26 por ciento se explicó por el incremento en el precio de la energía mayorista del 38 por ciento, que impactó sobre el territorio nacional. En ese momento, las cooperativas eléctricas, actores centrales de la distribución en ciudades de todo el país levantaron fuertes quejas y advirtieron que ya no es posible seguir trasladando semejantes aumentos a los usuarios. El aumento que se aplica desde marzo corresponde sólo al AMBA y se explica por la suba del valor agregado de distribución que reciben Edenor y Edesur, del 33 por ciento, que afecta a la boleta en un 14 por ciento, anticipó el Gobierno.

Mirá También:  La estanflación dispara los precios cotidianos

La suba de los servicios públicos se encuadra en el plan de ajuste acordado con el FMI. Según los datos oficiales, en 2015 un usuario pagaba apenas el 10 por ciento del costo de la tarifa eléctrica. Este año, ese valor se ubica en el 65 por ciento y en 2019 llegaría al 76 por ciento (24 por ciento de subsidios). Según la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav), desde inicios de 2016 hasta los anuncios realizados para este año se registra un promedio de incrementos acumulados de 3.624 por ciento en energía eléctrica. Junto a los aumentos en el transporte público, el servicio de agua, peajes y la inercia inflacionaria heredada del año pasado, los precios subirían un 10 por ciento en el primer trimestre y más de un 30 por ciento en el año.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *