Vientos de hasta 90 kilómetros por hora y las intensas lluvias que se registraron durante la jornada de este miércoles, generaron destrozos en distintas localidades de la Costa Atlántica, como Mar del Plata, Pinamar y Villa Gesell. Además, el temporal obligó la suspensión de las clases para mañana jueves, dado que el agua acumulada -cayeron entre 45 y 90 milímetros- provocó varios sectores anegados, pero sin heridos ni evacuados. En Gesell se voló el techo de Sabash, un histórico boliche de la zona.Según informó Defensa Civil, toda la zona está en alerta naranja desde la mañana del miércoles, pero en horas de la tarde a las lluvias se sumaron los fuertes vientos del este y sudeste, que continuarán durante toda la noche y la madrugada del jueves.

Rodrigo Goncalvez, director de Defensa Civil de Mar del Plata, dijo que en esa ciudad se registraron caída de árboles y columnas de alumbrado público, junto a voladura de techos de viviendas mientras que hay sectores puntuales sin energía eléctrica.

«Llovió durante todo el día con una acumulación de 45 milímetros de agua caída, pero desde hace una hora los vientos comenzaron a intensificarse y llegaron a una velocidad de 90 kilómetros del sudeste», precisó Goncalvez y agregó que no hay heridos ni evacuados.

Asimismo, el funcionario marplatense detalló que el ejecutivo municipal decidió suspender las clases del turno mañana. Dicha medida se tomó «dado el alto riesgo de circulación que hay por la previsibilidad meteorológica».

En el Partido de la Costa también se suspendieron las clases para este jueves al registrarse fuertes vientos y 90 milímetros de agua caída desde esta mañana.

Mirá También:  Desarrollo con perspectiva de género

Agustín Giacchetti, director de Defensa Civil de esa localidad, dijo que «hubo voladuras de techos, caída de árboles y sectores sin energía eléctrica, mientras que se tuvo que evacuar a una familia y dos se autoevacuaron en la localidad de Mar de Ajó».

«Afortunadamente la altura del mar por ahora no es tan elevada, lo que permite que escurran las aguas, aunque este temporal continuará durante toda la madrugada, mientras que no hay servicio eléctrico en distintas zonas», aseguró Giacchetti.

Sabash

En tanto, en Villa Gesell, el intendente Gustavo Barrera precisó a la prensa que se registraron voladuras de techos en la zona del boulevar y la costa» y remarcó que hasta el momento «no hay heridos ni evacuados».

Uno de los edificios afectados es el reconocido boliche «Sabash», ubicado en la calle 103 llegando al mar, que sufrió la voladura del techo por los intensos vientos.

En Pinamar, el intendente Martín Yeza, escribió en su cuenta de Twitter que «empieza la peor parte de la sudestada: fuertes vientos que ya han producido caídas de árboles, y se espera la caída de más de 100 milímetros de agua».

«Están activos y trabajando desde temprano los equipos de servicios urbanos, seguridad y defensa civil y en alerta los bomberos voluntarios, así como los equipos de la guardia», agregó el jefe comunal.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario