Durante la época primaveral las molestias en los pacientes alérgicos aumentan, a lo que se suma la permanente atención de los síntomas propios  en el contexto pandémico de Covid -19  sin confundir ni subestimar esta sintomatología.

La llegada de la  primavera brinda un clima agradable para el esparcimiento y el disfrute al aire libre pero el polen de las flores a quienes sufren de alergias estacionales  les produce rinitis alérgica, congestión nasal, lagrimeo, picor nasal, tos o dificultad para respirar que pueden llegar a condicionar la vida al aire libre.

En este sentido, durante esta época del año muchas plantas producen polen, sustancia que tiene un aspecto de polvo amarillento que cuando se dispersa se vuelve prácticamente invisible. Por tal motivo, para reducir la exposición a los elementos que generan los síntomas de alergia, es conveniente evitar las salidas en los días secos y ventosos, siendo la mejor ocasión para salir luego de la lluvia que contribuye a limpiar la atmósfera  y el polen en el aire.

Asimismo, es recomendable no realizar tareas de jardinería en general, o bien, usar tapabocas para evitar la exposición al polen, proteger la vista con anteojos de sol para evitar la conjuntivitis alérgica yluego de estar un tiempo prolongado al aire libre es recomendable ducharse a fin de eliminar el polen que queda impregnado en la piel, ropa y pelo.

Por otra parte se recomienda consultar al médico antes de que se inicie la temporada polínica para comenzar un tratamiento preventivo, así como es conveniente ventilar la casa en la mañana, manteniendo cerradas las ventanas por la tarde.

Mirá También:  SE MANTIENE VIGENTE EL AISLAMIENTO OBLIGATORIO PARA VIAJEROS QUE VUELVEN DEL EXTERIOR AL PAÍS

Cabe destacar que tanto la prevención como  la consulta al centro de salud, es la mejor manera de transitar esta época sin padecer alergias.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario