El uso adecuado contribuye a una mayor higiene del espacio público y evita los focos de infección. Es importante el compromiso y la responsabilidad de los vecinos para lograr entre todos una ciudad más limpia.

Para mejorar la higiene urbana, es necesario utilizar los contenedores de manera responsable.

En su interior, sólo deben utilizarse para depositar residuos domiciliarios, en bolsas cerradas, de lunes a sábados de 18 a 20 hs.

El depósito de bolsas y otros residuos junto a los contenedores y no en su interior provoca acumulación de basura en la vía pública.

El camión recolector utiliza un sistema automatizado por lo que recoge solo lo que está dentro del contenedor.

No deben arrojarse elementos como cascotes, metales, maderas, restos de poda, etc. Los contenedores no son aptos para estos residuos y pueden dañar el equipo recolector. Para desecharlos, se deberá consultar al 147, línea gratuita de Atención al Vecino para coordinar el retiro de los materiales.

Tampoco deben arrojarse los restos de cenizas por el considerable riesgo de que puedan provocar un incendio al entrar en contacto con los demás residuos.

En ese sentido, se recuerda que se encuentran vigentes sanciones por dejar basura en lugares no autorizados. Las infracciones son detectadas por los inspectores y también a través de las cámaras de seguridad.

Por otra parte, los cestos de la zona céntrica y del camino de circunvalación deben utilizarse para pequeños residuos y no para colocar bolsas y otros elementos.

Los residuos domiciliarios pueden separarse en origen, a través de acciones simples, que contribuyen a reducir la cantidad de basura que diariamente se genera en cada domicilio.

Mirá También:  DÍA NACIONAL DE LOS MONUMENTOS

Los papeles, cartones, plásticos, vidrios y latas limpias y secas se deben depositar en las campanas verdes o azules de los Puntos Limpios para una recolección diferenciada que favorece el reciclado de residuos.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario