Los valores de los alquileres no paran de escalar en el Gran Buenos Aires tras la implementación de la nueva ley. Notoria caída en la oferta de unidades.

Desde la implementación de la nueva Ley los valores de los alquileres no paran de subir en el Gran Buenos Aires y acumulan en los últimos 12 meses un incremento de casi el 70% en promedio, advirtió un informe privado. En tanto, los expertos señalan que el aumento se debe a una baja pronunciada en la oferta de inmuebles en alquiler y a un incremento de las ofertas de ventas por efecto desaliento de propietarios.

Según un informe de Reporte Inmobiliario publicado este jueves, el valor locativo mensual promedio de las 13 localidades analizadas alcanzó a fines de junio pasado los $ 39.875 para una unidad usada standard tipo departamento de dos dormitorios en promedio, mientras que un dos ambientes cotizaba en promedio $ 27.708 mensuales.

«Con relación a la comparación interanual, durante los últimos 12 meses las unidades de 1 dormitorio aumentaron en promedio un 68,02% y las de 2 dormitorios un 68,89%, aumentando nuevamente por encima de la inflación interanual», destacó el trabajo de Reporte Inmobiliario.

El informe concluye que «sin dudas las tasas de incremento se dispararon a partir de la implementación de la Nueva Ley de alquileres, en la cual los dos puntos más conflictivos son los contratos a 3 años y la obligación de actualizar el precio cada 12 meses».

Al analizar comparativamente los valores locativos en los distintos distritos del conurbano bonaerense (Avellaneda, Quilmes, Lanús, Lomas de ZamoraLa Plata, Ramos Mejía, HaedoMorónVicente LópezOlivosMartínezSan Isidro Tigre), se observa que los precios más altos se verifican en el Corredor Norte del primer cordón del GBA.

Mirá También:  SIN RECOLECCIÓN DE RESIDUOS DURANTE ESTA SEMANA SANTA 

La encuesta toma en cuenta valor mínimo, máximo, promedio y series trimestrales desde junio 2009 para alquileres de departamentos usados buenos para la tipología de 2 y 3 ambientes en barrios del conurbano bonaerense.

Según el vicepresidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la provincia de Buenos Aires (MartillerosBA)José María Sacco, la norma vigente desde julio pasado provocó que muchos propietarios retiraran de la oferta sus viviendas por la extensión de la vigencia de los contratos de dos a tres años, lo que derivó en fuertes subas de las mensualidades.

Según Sacco, dos factores de la Ley sancionada en julio de 2020 son los que generan una fuerte distorsión en el mercado: la extensión de la vigencia de los contratos y el método de ajuste de las tarifas de los alquileres. Es un plazo demasiado extenso para muchos propietarios, que por eso deciden poner a la venta sus propiedades, sostuvo.

En diálogo con este medio, Sacco anticipó que «estamos elaborando un proyecto que sin derogar la nueva Ley propone modificaciones que la hagan positiva para ambas partes: proponemos volver a los dos años de duración de los contratos y que el ajuste, en vez de hacerse anualmente sea acordado entre las partes libremente según las posibilidades».

«Hace falta un índice que sea más certero que el actual, que combina inflación y salario, y que dé más certezas, porque sabemos que la incertidumbre genera aumentos por las dudas. Así como está, esta ley no favorece a ninguna de las partes y posibilita los abusos», consideró Sacco.

En tanto para Oscar Puebla, corredor inmobiliario, «los propietarios están subiendo sus departamentos por si acaso en función de lo que se supone que va a surgir del nuevo índice que publica el BCRA y con el que supuestamente tenemos que actualizar las propiedades año a año».

Mirá También:  Daniel Filmus presentó la renuncia a su banca de diputado y en su lugar jurará Gisela Marziotta

Para el experto, lo paradójico de la situación es que los propietarios aumentan por las dudas pero los inquilinos potenciales no convalidan esos aumentos porque no están en condiciones de pagarlos. «Estamos en un cuello de botella porque los propietarios no están dispuestos a bajar, pero los inquilinos no tienen el dinero para pagar», señaló en diálogo con este diario.

Puebla ejemplificó con el caso de un inquilino «que viene pagando un alquiler de $ 25.000 y de repente se le va a 55 mil porque el índice aumentó un 50%. Es un golpe muy fuerte».

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario