La AFIP desarticuló una maniobra de evasión fiscal de dos importantes cerealeras entrerrianas que se relacionaban comercialmente como si fueran clientes y proveedores entre sí, pero en realidad actuaban como un único grupo económico. Tras cuatro allanamientos se identificó que los montos evadidos por las compañías superan los 40 millones de pesos por la falta de liquidación de impuestos.

Se trata de las empresas Unión Cerealera SA y Agropecuaria Sur SA, ambas de Gualeguaychú. La primera funciona hace 22 años y ofrece productos de nutrición animal, cuenta con un molino arrocero, comercializa maquinaria e insumos. En tanto, Agropecuaria Sur se dedica al cultivo cereales no forrajeros, arroz y cría de ganado.

Si bien la investigación se encuentra aún abierta, la maniobra identificada fue que una de las firmas pertenecientes a la familia Veronesi producía la materia prima en tanto la otra perteneciente a la misma familia la elaboraba. Esta ultima debía actuar como agente de retención y tributar a la AFIP, pero no lo hacía.

En la investigación de la DGI se logró identificar que los integrantes societarios y un contador, que también oficiaba de apoderado, operaban en forma simultánea en ambas empresas. Asimismo, se corroboró que las facturas electrónicas de ambas firmas fueron realizadas desde la misma dirección de ip que identifica la interfaz de una misma computadora.

«La maniobra se vendría efectuando desde 2016, por lo que el perjuicio al Estado podría ser de varias veces más que los 40 millones de pesos mencionados al principio”, indicaron fuentes del caso al portal entrerriano Análisis.

Como parte de los procedimientos ordenados por el Juzgado Federal de Gualeguaychú se realizaron cuatro allanamientos en los domicilios comerciales de las firmas así como en estudios contables relacionados en las maniobras.

Deja un comentario
Mirá También:  Verónica, Zanella, Eskabe y La Campagnola, en problemas. La baja de ventas no respeta marcas

Artículos Relacionados

Deja un comentario