Con una inflación que se fijó en el 3 por ciento para julio y una variación acumulada de un poco más de 29 puntos porcentuales, el sector tendrá un nuevo incremento en el mes próximo. Será del 12.39 por ciento para todas las escalas.

Con una inflación que se fijó en el 3 por ciento para julio y una variación acumulada de un poco más de 29 puntos porcentuales, los jubilados tendrán un nuevo aumento en el mes de septiembre, el que será de 12.39 por ciento para todas las escalas.

De esta manera, los trabajadores pasivos que perciban el ingreso mínimo, pasarán a cobrar $ 25.922, mientras que los pensionados no contributivos tendrán $ 18.145 de bolsillo y el sueldo de las pensiones universales al adulto mayor, la PUAM, será de $ 20.737.

En el mes de los jubilados, todos habrán empezado a percibir la tercera de las cuatro movilidades fijadas por la ley. Sin embargo, por más festejos que se intente, la condición angustiante que atraviesan muchos de los adultos mayores en nuestro país es importante.

Pese a tener los medicamentos gratuitos, no todos pueden acceder a los productos que son necesarios para la vida y, por ejemplo, comprar el enjuague bucal o la pegatina para las prótesis dentales se ha convertido en un lujo para pocos.

El aumento de los insumos que no son considerados medicamentos pero que, por lo menos, el 80 por ciento de las personas mayores lo utilizan, como el de la protección y limpieza de los dientes postizos, es ocupante y preocupante ya que no sólo hace a la estética, sino que, fundamentalmente, afecta a la salud y bienestar del adulto mayor.

Mirá También:  Mar del Plata: joven en shock tras el abuso de sus padre

Es imperioso que así como ciertos sectores reclaman por el derecho a la “Justicia Menstrual”, un programa para reducir el impacto económico de la menstruación, también se proclame el de la “Justicia Dental” para que los productos de higiene y protección bucal que utilizan las personas mayores, sean reconocidos por la seguridad social y las obras sociales a los efectos d. mitigar el impacto económico en el bolsillo de los más vulnerables.

Es hora de hablar de lo que nadie habla. Es hora de proteger lo que nadie protege. Es hora entonces que los que trabajaron toda una vida, tengan más y mejores derechos a la salud porque, después de la pandemia las sonrisas serán la nueva realidad ¡Nunca hay que permitir que nos borren la sonrisa!

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario