Entre enero y agosto el fuego devastó más de 130 mil hectáreas

Brigadistas forestales nacionales y de diferentes jurisdicciones junto a personal de las provincias de Entre Ríos y Santa Fe trabajaban este martes para combatir y controlar por tierra y aire nuevos incendios que se registraron en islas del delta del río Paraná.

Los puntos de calor fueron detectados en islas de la jurisdicción de la ciudad entrerriana de Victoria, frente a Villa Constitución; en las islas Lechiguanas, frente a San Pedro; y al este del puerto de la ciudad de Santa Fe.

Desde el gobierno de Entre Ríos explicaron a Télam que el humo y las cenizas generadas afectan la región metropolitana de Santa Fe y ciudades aledañas, y también las vías fluviales de la zona.

Para combatir los focos ígneos se establecieron dos comandos de operaciones, uno en el puerto de Santa Fe y otro en la localidad bonaerense de San Pedro.

Los trabajos se dividen en dos zonas, con un ataque indirecto, realizando líneas de cortafuego para contención, afirmando el perímetro con helibalde y con brechas de arroyo a arroyo.

En tanto, una cuadrilla está abocada a la operativización de la información y evaluación de las condiciones meteorológicas, con la colaboración de un helicóptero del Ejército Argentino.

La secretaria de Ambiente de Entre Ríos, Daniela García, dijo que la bajante extraordinaria del río Paraná, la ausencia de lluvias y el cambio climático provocan que «haya mucho material combustible en las islas».

«Toda la zona está en peligro de nuevos focos de incendios», por lo que «hasta noviembre se mantendrá el alerta», apuntó.

Finalmente, García llamó a realizar «acciones cotidianas que cada uno, desde su lugar, puede hacer para cuidar el recurso del agua» como «minimizar su consumo, evitar el derroche y no prender fuego» en la zona.

Mirá También:  El 73 por ciento de la población redujo su consumo en recreación

Trabajan en el lugar personal técnico, operativo y logístico de Protección Civil Santa Fe; de Salud de Santa Fe; brigadistas forestales de Santa Fe; de la Administración de Parques Nacionales (APN); una embarcación de Prefectura, avión hidrante y un helicóptero del Ejército.

Personal de Defensa Civil y del Plan de Manejo del Fuego de Entre Ríos, que cuentan con otro helicóptero para sobrevolar las zonas e informar las dimensiones y características de los focos, también se encuentran en el lugar.

El gobierno de Entre Ríos recordó que aún se encuentra vigente la prohibición de realizar cualquier tipo de quemas sin autorización ya que pesa sobre la zona una medida cautelar del Juzgado Federal de Paraná que prohíbe de manera «absoluta acciones humanas con capacidad de alterar el medio ambiente».

Durante 2020, los incendios en esa zona provocaron graves daños y gran cantidad de humo y cenizas que cubrieron a varias ciudades, por lo que la provincia de Entre Ríos inició causas judiciales ya que consideró que fueron generados para «obtener rebrote como forraje para el ganado, limpieza de la zona y pesca y caza».

En ese momento, el gobernador Gustavo Bordet decretó la emergencia ambiental por «la degradación de los humedales y los efectos negativos en la salud».

Además de los focos en las islas, hay actualmente incendios forestales e San Luis y Santa Fe, según el Servicio Nacional de Manejo del Fuego.

La superficie afectada por incendios reportados entre el 1 de enero y el 8 de agosto fue de 135.162 hectáreas, con las provincias de La Pampa y San Luis como las más damnificadas, precisó el organismo, que aclaró que esta estadística no aporta datos de Chaco, San Juan, Santa Fe y Tierra del Fuego.

Mirá También:  PROXIMO A INAUGURARSE EL NUEVO CENTRO DE SALUD DEL BARRIO

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario