La normativa que protege el arbolado público contra la poda indiscriminada en perjuicio del ambiente finaliza con los permisos para realizar esta actividad que alcanza hasta el 31 de agosto inclusive, habiendo comenzado el 1° de junio pasado.

En este sentido, se busca preservar la integridad de los ejemplares contra cortes desmedidos y podas fuera de época, entre otras acciones, que perjudican el normal crecimiento de los árboles que además de ser una parte muy esencial en el paisaje de nuestra ciudad, juega un papel fundamental en el ambiente, el ecosistema y en la vida saludable de toda la población.

De esta manera, todo procedimiento contrario que atente al normal crecimiento del arbolado público será inspeccionado por personal de Espacios Verdes labrándose la multa correspondiente que será derivada al Juzgado de Faltas local.

Deja un comentario
Mirá También:  TRES PUNTOS LIMPIOS MÓVILES RECORRERÁN LA CIUDAD PARA OPTIMIZAR EL RECICLADO Y EL TRATAMIENTO DE LOS RESIDUOS

Artículos Relacionados

Deja un comentario