La llegada del frío trae aparejado el uso de estufas a leña o braseros y el aumento de los restos de cenizas que no deben ser depositados en los contenedores por el considerable riesgo de que éstos puedan prenderse dentro de los mismos al entrar en contacto con los demás residuos.

Realizar estas acciones pueden ocasionar grandes daños económicos e incluso personales ya que no implica solo la pérdida del propio contenedor sino que también pone en peligro de incendio el sector en que se encuentra, al igual que los vehículos estacionados en la vía pública o las viviendas próximas al propagarse el humo y las llamas e incluso, pueden llegar a incendiar el camión de Recolección si los restos vuelven a prender durante el traslado´.

Para un correcto uso y cuidado de los contenedores no deben arrojarse dentro de los mismos, cenizas, restos de podas, escombros, restos de obras, tierra, arena, combustibles, sustancias peligrosas o elementos contaminantes, objetos de gran tamaño ni objetos cortantes.

Por tal motivo, contribuyendo con el cuidado del ambiente y de nuestros semejantes es importante recordar que sólo se depositarán las bolsas de residuos domiciliarios.

Deja un comentario
Mirá También:  Testigo clave reconoció al detenido acusado de ahorcar a un nene de cuatro años en Tucumán

Artículos Relacionados

Deja un comentario