La familia del fallecido, Jorge Martín Gómez, pedirá que el imputado Esteban Armando Ramírez sea condenado a prisión perpetua.

La familia de Jorge Martín Gómez, el hombre que murió al ser derribado de una patada por un efectivo de la Policía de la Ciudad hace exactamente dos años en el barrio porteño de San Cristóbal, adelantó que en el juicio oral que comenzará en dos semanas pedirá que el imputado sea condenado a prisión perpetua por un crimen «con dolo eventual», por lo que rechazó la acusación de un homicidio sin intención con la que llega libre al debate.

Esteban Armando Ramírez (43) será enjuiciado a partir del 6 de septiembre ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 por el «homicidio preterintencional» en perjuicio de Jorge Martín Gómez (41), un delito que prevé una pena de entre 3 y 6 años de prisión.

El policía llegará al debate oral en libertad luego de que la Sala VII de la Cámara del Crimen confirmara el procesamiento sin prisión preventiva del imputado por ese delito menor, tal cual había requerido la fiscal Ana Cristina Yacobucci, titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 32.

Sin embargo, el abogado Ignacio Trimarco, representante de la familia de Gómez, sostendrá en el juicio que el hecho sea encuadrado como un «homicidio con dolo eventual, agravado por ser un miembro de las fuerzas de seguridad», con lo cual, el Ramírez podría recibir prisión perpetua.

«Estamos expectantes para que comience el juicio y se ventile la realidad de lo sucedido y se haga justicia», dijo el letrado.

Mirá También:  Siete falacias económicas en 100 días de cuarentena
Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario