En San Fernando están disconformes con el intendente Juan Andreotti, quien habilita rápidamente desarrollos inmobiliarios y no invierte en infraestructura.

El distrito de San Fernando está cambiando su tradicional desarrollo urbano al ritmo de los negocios inmobiliarios que no son acompañados por las obras de infraestructura necesarias (clocas, agua potable, electricidad y gas) que garanticen la calidad de vida de los vecinos del partido.

La idea de avanzar hacia una «ciudad dormitorio» con los consecuentes emprendimientos inmobiliarios empieza a preocupar a amplios sectores del municipio de San Fernando.

No es un año tranquilo para los vecinos sanfernandinos: desde los primeros meses vienen manifestando su disconformidad por el desproporcionado aumento de tasas que la gestión que encabeza Juan Andreotti impuso en plena pandemia sin contemplar la caída de la actividad económica fruto de la cuarentena.

Las numerosas desprolijidades administrativas y políticas de la gestión de la familia Andreotti, tienen por objeto dar un vuelco en la ciudad para convertirla en una de las tantas «ciudades dormitorio» que abundan en torno a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Y, de ese modo, poder captar inversores inmobiliarios ávidos de excepciones a las normativas de construcción.

Pero, independientemente de las consideraciones específicas que se podrían realizar ante la transformación, en la actualidad San Fernando atraviesa una complicada situación que involucra a sus actuales habitantes que empiezan a percibir las limitaciones estructurales de los servicios públicos evidencian ante la posible expansión.

¿Y la infraestructura?

Si se construye más, debe tenerse en cuenta el impacto ambiental y, sobre todo, las obras de infraestructura necesarias para mantener y mejorar la calidad de vida de los vecinos.

Mirá También:  Trabajo anunció que llevará los Repro a $18 mil e incluirá a los pequeños empresarios

Más edificios, son más habitantes que necesitan agua potable, cloacas, electricidad y gas. Y más seguridad.

Por sucede que en San Fernando, Andreotti solo avanza en rezonificaciones y habilitaciones de desarrollos inmobiliarios por excepción.

Todos hablan de «negociados»

Aunque la familia Andreotti es inocente hasta que se demuestre lo contrario, en los círculos políticos y empresariales de San Fernando cada día circulan más y más versiones y sospechas de negociados protagonizados por personajes que son, al mismo tiempo, funcionarios municipales y empresarios de la construcción que se especializan en la gran expansión de complejos habitacionales en los márgenes de Libertador, donde históricamente se trató de una zona comercial.

Hotel de lujo y barrios cerrados frente al aeropuerto de San Fernando

Otro gran «proyecto» que avanza a paso redoblado es un desarrollo inmobiliario que incluiría barrios cerrados y la construcción de un hotel de lujo frente al aeropuerto de San Fernando.

En este caso, aún no se consultó la opinión de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), organismo de gran influencia y poder en la Argentina desde que asumió la presidencia Alberto Fernández.

Más rezonificaciones

Andreotti y su familia no paran a la hora de generar negocios: muchas áreas que tenían destino industrial ahora se rezonifican para poder avanzar en emprendimientos habitacionales de lujo, en lugar de promover viviendas para los vecinos del distrito.

Uruguay y Panamericana

Otro tema que generó una gran polémica fue la aprobación, por parte del Concejo Deliberante, de un proyecto de desarrollo inmobiliario privado con la idea de transformar el paisaje en la calle Uruguay y Panamericana, Ramal Tigre.

La transformación está en marcha donde antes se encontraba el histórico predio de la empresa alimenticia Molinos Río de La Plata, una zona industrial de la ciudad que debió transformar en beneficio de desarrolladores privados.

Mirá También:  Espionaje en cárceles: extitular del SPF acusó a su segundo y le atribuyó superpoderes
Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario