Dos mil empresas deberán reintegrar los subsidios ATP

La AFIP está intimando a compañías que utilizaron la ayuda del Estado para pagar salarios en la pandemia a la compra de divisas o la distribución de dividendos.

La AFIP estableció que alrededor de dos mil empresas que recibieron ayuda del Estado a través del programa ATP deberán devolver el dinero por haber incumplido las condiciones previstas. La sanción es para las compañías que obtuvieron el complemento salarial para sus trabajadores entre abril y diciembre de 2020. La infracción principal fue la compra de dólares, a lo que se suman casos de distribución de utilidades, recompra de acciones, remisiones al exterior o una suba de honorarios, salarios o anticipos de los miembros de los órganos de administración.

Así lo determinó el organismo recaudador luego de procedimientos de control realizados a partir de distintas fuentes de información provistas por el Banco Central y la Comisión Nacional de Valores. El 99,35 por ciento de las 307 mil empresas que recibió al menos una vez el salario complementario cumplió con las condiciones del programa ATP, señalaron desde el gabinete económico.

Desde el sector empresario, Daniel Funes de Rioja, presidente de la Unión Industrial Argentina, remarcó que la enorme mayoría de las empresas cumplió con los requisitos del programa, mientras que fueron una minoría las que compraron dólares o distribuyeron dividendos.

Para esos casos, la AFIP determinó el procedimiento para que restituyan los fondos del ATP. Las firmas que están recibiendo una notificación del organismo tendrán un plazo de 15 días hábiles para reintegrar las sumas con un plan de pagos.

Mirá También:  Transportistas: el paro comenzará a sentirse en los puertos

La financiación contempla un pago a cuenta del 20 por ciento de la deuda consolidada y hasta un máximo de cinco cuotas mensuales, iguales y consecutivas, a excepción de la primera, que incluirá los intereses financieros desde el día de la consolidación del plan hasta su vencimiento. Se indicó en la norma que el importe de cada una de las cuotas y del pago a cuenta será igual o superior a 1.000 pesos y la tasa de financiación efectiva mensual será del 2 por ciento.

Las cuotas vencerán el 16 de cada mes a partir del mes siguiente al de consolidación. La caducidad del plan de facilidades de pago operará cuando se produzca la falta de cancelación de dos cuotas, consecutivas o alternadas.

La prohibición de comprar divisas para las empresas rigió desde el comienzo del programa en abril del año pasado y, si bien solo incluía a las compañías que tenían más de 800 empleados, luego en una segunda ronda se extendió a todas las empresas.

Estaba destinado a empresas de todos los tamaños, empleados, monotributistas y autónomos. En su momento, se supo que varias multinacionales como McDonald’s, Volkswagen, Mercedes Benz, junto a otras grandes como Ledesma o Techint, e incluso Héctor Magnetto y Luis Miguel Etchevehere figuraban dentro de la nómina de beneficiarios. Muchos de ellos rechazaron la solicitud del ATP para realizar alguna de las acciones que la normativa impedía. Otras firmas, cuya identidad no fue revelada por el Gobierno, pidieron el ATP de todos modos y compraron dólares o distribuyeron dividendos, por lo que ahora deberán reintegrar el dinero.

El Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) fue una de las primeras herramientas que implementó el Poder Ejecutivo para sostener el empleo, garantizar la producción y amortiguar el impacto económico generado por la crisis de la covid-19. Con el objetivo de apuntalar ingresos y puestos de trabajo en el sector privado, el Estado invirtió más de 220 mil millones de pesos durante 2020 para financiar el salario complementario.

Mirá También:  Dramático pedido para que se habilite una sala de terapia abandonada en el Durand

Representó un esfuerzo inédito del Estado, que permitió amortiguar el impacto económico y las medidas dispuestas para garantizar los cuidados. Se trató del pago desde 1,25 hasta 2 Salarios Mínimos Vitales y Móviles por empleado a las empresas que realizaban actividades consideradas críticas, como salud, cultura, turismo, gastronomía e incluso industria, comercio y servicios empresariales y profesionales y cuya facturación hubiera caído entre 2020 y 2019.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario