A cinco días del «fredoom day» se dispararon los casos de covid

Hay más de medio millón de trabajadores aislados, los estudiantes secundarios están confinados en las casas y los supermercados vacíos y casi sin mercadería. Boris Johnson y algunos de sus ministros también debieron recluirse.

A cinco días del Freedom Day, con supermercados semivacíos y más de medio millón de trabajadores en aislamiento, con la mitad de los estudiantes secundarios confinados en las casas, con la cabeza del gobierno también recluida (el primer ministro, el de Finanzas y el de Salud aislados), la postal de Inglaterra hoy se parece más a un cataclismo colectivo –las enormes carencias de la posguerra– que al retorno a la normalidad que buscó Boris Johnson al levantar todas las restricciones.

Al número de contagios que se disparó en las últimas dos semanas (más de 50 mil casos diarios) se suma el “pingdemic” (se envía una alerta o ping a los móviles y el Servicio Nacional de Pruebas y Rastreo indica a los trabajadores que tuvieron contacto estrecho con un caso positivo de covid-19 y deben quedarse en casa). Como los números de confinados se acercan hoy a los dos millones, como están afectando a servicios esenciales, desde salud a transporte, desde recolección de basura a suministro de alimentos, el gobierno busca alterar sus propias reglas de juego de testeo y rastreo para que estos trabajadores no tengan que aislarse por 10 días si han recibido las dos dosis de la vacuna.

Al menos el 70 por ciento de la población recibió una inoculación. El problema hoy es que el número de contagios por la variante Delta está superando el número de inoculaciones diarias y la “pingdemic” está vaciando los lugares de trabajo con escenas de tierra arrasada apocalíptica como ir a su supermercado de barrio y encontrarse los estantes vacíos de verduras y frutas y con notorios agujeros en prácticamente todos los sectores.

Mirá También:  SE VIENE LA KERMESSE DE LA LAGUNA.

Cambio forzado

El gobierno tiene un esquema piloto para trabajadores gubernamentales que reemplaza la obligación de aislamiento cuando se tiene las dos dosis y se estuvo en contacto con un caso de covid por un testeo diario que certifique que no ha habido contagio.

Este viernes, el secretario de Medio Ambiente, George Eustice, señaló que la medida se extenderá a más de 10 mil trabajadores de la industria del alimento que se beneficiarán de esta alternativa al confinamiento. Si son “pinged” por la aplicación del Servicio Nacional de Salud (ping es el sonido de alerta que hace la aplicación en los celulares) en vez de aislamiento tendrán que hacerse el test y podrán concurrir a su lugar de trabajo si dan negativo.

“Reconocemos que hay algunas ausencias de personal en la cadena de suministro de alimentos, así que lo que estamos anunciando es para los 400 establecimientos más importantes, como los centros de distribución de los supermercados y algunos de los principales productores de alimentos. Vamos a cambiar el sistema y permitirles hacer un test para volver al trabajo”, dijo el funcionario a la cadena de televisión Sky News.

Esta semana más de 600.000 personas que utilizaron la aplicación de prueba y rastreo del virus del sistema de salud público conocida como “NHS Covid-19” en Inglaterra y Gales recibieron alertas para que se aíslen, lo que afectó principalmente al sector alimentario causando un fuerte desabastecimiento en los supermercados.

“Tenemos identificados lugares prioritarios para hacer los testeos y se implementarán esta semana. La próxima tenemos unos 500 lugares más que abarcarán al conjunto del sector”, agregó Eustice.

Mirá También:  Intiman a la mujer que reveló los abusos en el club de los Mac Allister

A su turno el secretario de Salud, Sajid Javid, señaló en un comunicado: “Mientras gestionamos este virus y hacemos todo lo posible para romper las cadenas de transmisión, las pruebas de contacto diarias a los trabajadores de este sector vital ayudarán a minimizar las alteraciones causadas por el aumento de los casos en las próximas semanas, al tiempo que garantiza que los trabajadores no corren riesgos.”

El problema es que la crisis afecta a amplios sectores y la fecha oficial para levantar la obligación de aislamiento a los que tengan las dos vacunas es el 16 de agosto, fecha que fue calculada por el número de personas inoculadas (en septiembre se alcanzaría al ciento por ciento de los adultos). Este es un panorama apretado de la situación actual:

  • En Transporte rigen medidas de emergencia como horarios reducidos de los servicios en ciertas zonas del país y lugares donde el servicio está seriamente perturbado o suspendido porque todos los señaleros están aislados.
  • Un 20% de los trabajadores de restaurantes y pubs está en autoaislamiento, un 10% promedio de los negocios se encuentran en la misma situación y hay también reducción de horarios para poder mantener las puertas abiertas en algunas de las grandes cadenas como Marks and Spencer.
  • En Salud algunos servicios han postergado los pedidos de vacaciones de sus empleados y ya se ha advertido que hay un nuevo retraso, añadido al que se arrastra desde marzo del año pasado, de la atención sanitaria.
  • El 15 de julio más de un millón de estudiantes no asistieron a clase por la “pingdemic”.

Muertos e internados en aumento

Algunos británicos han decidido desconectarse de la aplicación para no recibir el alerta y evitar el aislamiento. Mientras tanto el ritmo de hospitalizaciones y muertes sigue creciendo a paso redoblado en momentos en que, en teoría al menos, ya no existe la distancia social y el barbijo, aunque en las calles se puede ver que mucha gente ha desoído esta política oficial en pie desde el lunes y que muchas alcaldías como Londres y Manchester han adoptado su propio protocolo alternativo.

Mirá También:  Ahora Carrió denunció a D’Alessio por enriquecimiento ilícito

Hoy hay mas de cinco mil hospitalizaciones, pero al ritmo actual el mismo gobierno calcula que se tocará un pico de entre 100 y 200 hospitalizaciones a mediados de agosto, algo que amenazaría otra vez con desbordar el Servicio Nacional de Salud, el NHS. El gobierno está buscando cerrar los agujeros de su proclamado “día de la libertad” (hoy más conocido como “día de la locura”) con anuncios diversos como el requisito de pasaportes de vacuna para ingresar a nightclubs y otros eventos masivos.

Con una población de 66,65 millones de habitantes según elúltimo censo, en 2019, hasta el momento Gran Bretaña suma un total de 5,602,321 contagios de coronavirus incluyendo 39,315 el día de ayer, y registra 128,980 muertes atribuidas a la enfermedad. Londres suma más de 710 mil contagios y un promedio de casi 80 muertes por millón de habitantes, por debajo delpromedio nacional de pocomás de 84 muertes por millón.

Al igual que el año pasado, como si no quisiera o pudiera aprender la lección de la experiencia, el gobierno de Johnson navega en una mar de marchas y contramarchas que ponen en peligro algo que parecía hasta hace poco al alcance de la mano: una victoria parcial, pero importante, en la lucha contra la pandemia.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario