La Cancillería de la isla rechazó las «calumniosas» medidas de los Estados Unidos

Aunque el demócrata dijo que analiza posibles cambios para mejorar la situación humanitaria de la isla, el primer anuncio concreto sólo incluyó castigos.

El presidente estadounidense Joe Biden anunció este jueves nuevas sanciones contra el gobierno de Cuba. El canciller cubano, Bruno Rodríguez rechazó las “calumniosas” medidas y dijo que Estados Unidos debería atender la represión y violencia social que sucede en su propio territorio. A su vez el diplomático exigió pruebas de las acusaciones hechas por el gobierno estadounidense.

Bloqueo y más sanciones

La administración Biden anunció que el ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, Álvaro López Miera, y la Brigada Especial Nacional del Ministerio del Interior cubano (MININT), fueron incluidos en una lista prohibitiva de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Tesoro, lo cual no le permitiría acceder al sistema financiero estadounidense. La OFAC congeló las propiedades e intereses de López Miera, así como de la Brigada Especial Nacional del Ministerio del Interior de Cuba, señalándolos de abusos de los derechos humanos en el marco de las manifestaciones

Las sanciones contra López Miera y la unidad especial del MININT congelan todos los activos e intereses que tengan en Estados Unidos, y también prohíben que cualquier ciudadano, residente o entidad estadounidense hagan transacciones con ellos. Sin embargo, el impacto de las sanciones de Washington es limitado porque el MININT en su conjunto ya estaba en la lista de la OFAC y López Miera probablemente no tenga activos bajo jurisdicción estadounidense. Consultado al respecto, el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU. , Ned Price, admitió que esto era «en gran parte para enviar un mensaje» a Cuba. Más tarde en conferencia de prensa, el canciller cubano afirmó que López Miera no tiene cuentas en Estados Unidos y tampoco interés en viajar a ese país.

Mirá También:  Excarcelan a Jorge Castillo, el "Rey de la Salada"

Biden y la OEA

«Esto es solo el comienzo: Estados Unidos seguirá sancionando a los responsables de la opresión del pueblo cubano”, amenazó Biden en referencia a las sanciones anunciadas este jueves y que afectan específicamente al ministro de Defensa, Álvaro López Miera, y a la Brigada Nacional del Ministerio del Interior. “De manera inequívoca condeno las detenciones masivas y los falsos juicios que injustamente condenan a prisión a aquellos que se atreven a hablar en un esfuerzo por intimidar y amenazar al pueblo cubano para que se mantenga en silencio. El pueblo cubano tiene el mismo derecho a la libertad de expresión y la protesta pacífica que cualquier otro pueblo”, sostuvo el mandatario norteamericano.

«Estados Unidos apoya a los valientes cubanos que han salido a las calles para oponerse a 62 años de represión bajo un régimen comunista», agregó Biden en un comunicado. Mientras que, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, defendió las nuevas sanciones contra Cuba. “El Tesoro continuará aplicando sus sanciones relacionadas con Cuba, incluyendo las impuestas hoy, para apoyar al pueblo de Cuba en su búsqueda de la democracia y el alivio del régimen cubano”, aseguró Yellen.

Biden además se comprometió a trabajar junto a la Organización de Estados Americanos (OEA) para «presionar al régimen para que libere de inmediato a los presos políticos detenidos injustamente, restablezca el acceso a internet y permita que los cubanos disfruten de sus derechos fundamentales».

La doble vara de EE.UU.

La respuesta del gobierno de Cuba no se hizo esperar. El canciller Bruno Rodríguez señaló que Estados Unidos «debería aplicarse a sí mismo la Ley Global Magnitsky por los actos de represión cotidiana y brutalidad policial que costaron 1.021 vidas en 2020», en referencia a la ley sobre la que se basa EE.UU. para imponer las nuevas sanciones contra las autoridades de la isla, que se suman a las más de 200 impuestas por el gobierno del republicano Donald Trump.

Mirá También:  SE CONSOLIDA EL TRABAJO PARA SEGUIR RECUPERANDO MATERIALES RECICLABLES

Ante las nuevas medidas contra la isla, el jefe de la diplomacia cubana le reprochó al gobierno estadounidense su doble discurso humanitario y  la falta de voluntad de la administración de Biden para eliminar el bloqueo económico así como otras medidas de presión que afectan a la sociedad de Cuba, especialmente la eliminación del tope y las limitaciones a las remesas, la reactivación de las visas de reunificación familiar y de los viajes a la isla. La Casa Blanca de Donald Trump (2017-2021) prohibió en noviembre del año pasado el envío de remesas a Cuba, una medida con la que EE.UU. aumentó rápidamente el ahogo económico a la isla y que Biden mantiene intacta tras seis meses en el poder. «Si al Gobierno de Estados Unidos le preocupara el bienestar del pueblo cubano pondría fin al bloqueo con que intenta asfixiarnos, a las acciones ilegales de injerencia en los asuntos internos de Cuba y a las campañas de desinformación para justificar con mentiras sus medidas de agresión», aseguró el canciller en un comunicado.

Más tarde Rodríguez habló en conferencia de prensa donde rechazó las acusaciones del gobierno de Joe Biden al tiempo que le exigió pruebas de los señalamientos hechos por la administración estadounidense. «Se han publicado listas de personas desaparecidas, aquí declaro que son absolutamente falsas y rechazo que haya un solo caso», afirmó el diplomático. «Emplazo a las personas que se han referido a eso que presenten nombres, lugares, evidencia», agregó.

Respecto a las acusaciones de la Casa Blanca sobre el acceso a Internet en la isla, Rodríguez aseguró que «el obstáculo principal a la conectividad de los ciudadanos cubanos a Internet es el bloqueo de Estados Unidos a Cuba, es la manipulación extrema de las redes digitales».

El jefe de la diplomacia también se refirió a las acusaciones del gobierno de Biden sobre las remesas. «Miente desvergonzadamente el gobierno de los EE.UU. cuando dice que el gobierno cubano se apropia de parte de las remesas. Las remesas no se gravan, no hay impuestos, no hay aranceles. Quien fija una comisión de servicio no es el gobierno cubano, es la compañía Western Union«, afirmó Rodríguez que reiteró el pedido de pruebas sobre estas acusaciones.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario