La disputa entre Manes y Santilli, al rojo vivo

El PRO respondió con dureza las acusaciones de Facundo Manes a Diego Santilli, y Patricia Bullrich propuso la elaboración de un «manual de buenas prácticas».

Importación de noruegos, mitómanos, sembradores de desconfianza, representantes de la vieja política: el festival de cruces y chicanas entre los dirigentes y precandidatos de Juntos Por el Cambio de los últimos días tienen en vilo a la coalición opositora. A pocos días de que se oficializara el cierre de listas, Facundo Manes no paró de protagonizar chispazos con Elisa Carrió y las principales espadas del Pro, aunque desde el entorno de Diego Santilli y María Eugenia Vidal (es decir, de Horacio Rodríguez Larreta) insistan en bajarle el tono. Lo que empezó como un comentario de Manes respecto a la posibilidad de que el jefe de Gobierno porteño utilizase los fondos de la Ciudad en la campaña electoral terminó en un carnaval de recriminaciones cruzadas a través de los medios de comunicación. La escalada verbal puso tan nerviosa a una parte de la dirigencia opositora que están acelerando la elaboración de un «manual de buenas prácticas» que garantice el «fair play» entre les precandidatos, aunque tanto del equipo de Manes como de Santilli lo miran con sorna.

«Esta interna es David contra Goliat. Espero que no se gasten los impuestos de los porteños en la campaña«, declaró Facundo Manes el lunes en La Nación, menos de 48 horas después del cierre oficial de listas en la Provincia de Buenos Aires, y en el Pro todavía no se lo perdonan. Si bien su contrincante (y el objetivo del mensaje), Diego Santilli, respondió pidiendo «no le hagamos el caldo gordo al kirchnerismo, tenemos que tener una primaria sana«, otros dirigentes del espacio no se quedaron callados: Cristian Ritondo le recriminó que «sembraba desconfianza en su propio espacio»; Luis Juez (precandidato por Córdoba) sostuvo que lo que había planteado era «funcional a lo que queremos enfrentar«; Luis Brandoni (precandidato por la Ciudad) aseguró que había cometido «una imprudencia» y que «le falta práctica política». Elisa Carrió fue más allá y llegó a calificarlo de «mitómano«, entre otras cosas, por haber mencionado en una entrevista que ella le había ofrecido ser candidato a vicepresidente en el 2015. «Manes se equivocó. Para ese tipo de chicanas tenes que tener training, después hay que saber recoger el guante», adviertieron desde el equipo de campaña de Santilli.

Mirá También:  Hoteles sólo para extranjeros

En el radicalismo, mientras tanto, quisieron bajarle el tono a las declaraciones. «Hay mucha susceptibilidad por parte del Pro, no es tan dramático», ironizó un vocero de la UCR, quien destacó que «lo realmente virulento» había sido la respuesta de Elisa Carrió. En este sentido, ya empezó a circular la teoría dentro del espacio que la críticas de la líder de la Coalición Cívica habían sido motorizadas desde el equipo de Horacio Rodríguez Larreta para vengarse de Manes por sus declaraciones. En el espacio de Santilli, sin embargo, lo negaron tajantemente: «Nadie le dice a Carrió lo que tiene que hacer». Cualquiera haya sido su motivación, Carrió ya agarró de punto al neurocientífico y ayer volvió a dar una entrevista en la que lo criticó de arriba a abajo. «Dicen que son la nueva política, pero llevan en la lista a Jesús Cariglino y a Stolbizer«, se burló, apuntando contra uno de los temas que generó polémica al interior mismo del equipo de Manes.

La presencia del ex intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, en la lista de Manes causó una enorme repercusión, tanto en los medios como entre los propios. La misma lider del GEN, Margarita Stolbizer, declaró en público que se había «sorprendido» con la incorporación de Cariglino en la boleta que ella misma integra. ¿Cuál fue la explicación de Manes cuando le preguntaron por él? «Necesitamos cambiar la Argentina con los argentinos que se comprometan con este proyecto de país. No podemos importar noruegos, la renovación pasa con que todos los de la lista se comprometan con la Argentina del conocimiento«, argumentó en diálogo con LN+. Flaco favor al séptimo precandidato a diputado de la lista que él mismo encabeza. «Era una ironía, claramente él no lo hubiese elegido. Pero las reglas de la política indican que hay que hacer acuerdos porque sólo no se puede», intentó justificar un colaborador cercano.

Mirá También:  Trelew: cuatro procesados por el delito de trata de personas

Esta escalada de cruces y chispazos puso nervioso a un sector de Juntos (el rebrand despojado del pasado macrista de la coalición opositora), que decidió ponerse a trabajar en la confección de un reglamento de «buenas prácticas» para las primarias en todo el país. «Vamos a tener un VAR de lo que se puede y lo que no se puede hacer«, explicó Patricia Bullrich, una de las encargadas, junto a Alfredo Cornejo (UCR) y Maximiliano Ferraro (CC), de la elaboración de las reglas de juego de cara a las PASO del 12 de septiembre. «Básicamente la idea es que no se golpee por debajo del cinturón», resumieron desde el entorno de Cornejo. Sin embargo, en los equipos de Manes y Santilli, los dos protagonistas de la interna bonaerense, este manual es visto prácticamente como «una pavada». «Allá están todos coacheados y entrenados, Manes no es así. Cualquier cosa que diga va a ser fogoneada por ellos después en los medios», respondió un vocero del equipo del neurocientífico. «Esto es espuma que va a bajar en estos días. Era la forma que tenía Manes de hacer un poco de ruido para que nosotros le contestemos, pero tiene vuelo corto», indicaron, por otro lado, desde el espacio de Santilli. A pesar de esto, Bullrich, Cornejo y Ferraro continúan trabajando en un reglamento que los salve de una interna salvaje que pareciera no haber finalizado con el cierre de listas.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario