La comunidad educativa porteña, tanto desde los gremios como desde las familias, venía advirtiendo que la presencialidad exitosa que reflejaba el Gobierno de la Ciudad no era tal. Que el 78% de asistencia celebrado por la ministra de Educación, Soledad Acuña, no se venía reflejado en las aulas. Un relevamiento elaborado por la Multisectorial por la Escuela Pública lo confirmó: detectó que sólo hay un 18% de presentismo en promedio en los niveles inicial, primario y especial.

“El dato contundente es que la presencialidad en las escuelas es del 18%. Lo veníamos viendo y esto corrobora la percepción que teníamos. Hay poca presencialidad por tres puntos: las familias que no mandan a sus hijos e hijas por riesgo de contagios; los casos de burbujas aisladas, que son constantes por los casos de covid y sospechosos; y los exceptuados por pertenecer a grupos de riesgo”, enumeró Pablo Francisco, secretario de Condiciones y Medio Ambiente del Trabajo de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE). Y concluyó que “eso lleva a una presencialidad ficticia. De eso dan cuenta sobre todo los docentes curriculares, que dan clase en varios grados, y por ahí en el total del día tuvieron diez alumnos. Esto implica un 82% de pibes que necesitan la virtualidad, las clases a distancia, y para eso no están poniendo en marcha ningún dispositivo desde el Gobierno de la Ciudad”.

El relevamiento se realizó sobre el 69% de las 805 escuelas de los niveles inicial, primario y especial, porque el secundario ya funciona de forma bimodal. A partir de un formulario se recabó la información sobre asistencia entre el 10 de mayo y el 4 de junio. El resultado fue en el nivel inicial 19,7% de presentismo, en el nivel primario 23,2% y en la modalidad de especial, 11,2%. Estos porcentajes se dan de forma semejante en todas las comunas, con una presencialidad apenas más elevada en comunas como la 13 y la 14.

Mirá También:  Chascomús: Viralizan imágenes de personas que ingresan ilegalmente a la ciudad

“Esto muestra que la comunidad decidió no enviar a sus hijos en las escuelas. Porque se verificó que hay contagios y que a través de los chivos circula el virus. No es un problema de incumplimiento de protocolos, es un tema de espacios reducidos, con frío. La escuela es como la sociedad: no es que se puede abstraer un espacio, no es un quirófano. Hay un concepto allí que ponen a circular como certeza y que en realidad es una especie de creencia sobre que no hay contagios”, cuestionó Angélica Graciano, secretaria general de UTE.

“La comunidad le dio la espalda a la presencialidad. El Estado no puede resolver sobre la salud de los hijos de las familias. Eso generó este desgranamiento, este debilitamiento de la presencialidad. Fue progresivo y hoy estamos en índices muy bajos, y se sumó el frío. El conflicto, la difusión, la verificación de los contagios –un estudio que mostró la difusión de los casos en un grado-, todo eso empieza a romper el cerco comunicacional y pasa esto: el índice de presencialidad es muy bajo”, analizó Graciano. Agregó que el informe de la Multisectorial –de la que participan sindicatos, organizaciones sociales y cooperadoras- “viene a traer a la realidad la falacia de la afirmación de Acuña sobre el 78% de asistencia. Esto muestra con datos concretos de escuelas y comunas que en los tres niveles donde dicen que hay normalidad, no la hay”.

La baja presencialidad se combina con escuelas donde familias y docentes autogestionan la virtualidad, ante la decisión del Gobierno de la Ciudad de no garantizar la educación a distancia. La escuela Mariano Acosta obtuvo un fallo a favor en la Justicia por la bimodalidad, y a partir de allí otras comunidades educativas intentaron organizarse en ese sentido.  Según pudo saber Tiempo, familias de por lo menos 21 escuelas del distrito integran un grupo de Whatsapp donde comparten experiencias sobre los mejores métodos de organización para la educación virtual y a distancia. Cartas a direcciones y supervisiones, juntadas de firmas, intercambios directos con docentes para pedir consignas, acuerdos de zoom semanales y otras propuestas se ponen en práctica en esas comunidades.

Mirá También:  Presentación de abogados y organismos de derechos humanos

En tanto, desde los sindicatos siguen las medidas de protesta para exigir virtualidad, al menos hasta que el avance de la vacunación sea masivo. Cortes, semaforazos y homenajes en las escuelas de docentes y trabajadores de la educación fallecidos forman parte de las medidas de esta semana. Durante el fin de semana se supo del fallecimiento de otra auxiliar: Alicia Ríos, casera en la Escuela 16 del Distrito Escolar 11. Y en las últimas horas se conoció también que falleció por coronavirus el marido de la directora de la Escuela 5 del Distrito Escolar 2. Ella está aislada, igual que su hija. Estos casos, en torno a la escuela pero no pertenecientes a la escuela, son los que quedan fuera de las (poco claras) estadísticas sobre el impacto de la pandemia en el ámbito educativo presencial.

En tanto, desde los sindicatos siguen las medidas de protesta para exigir virtualidad, al menos hasta que el avance de la vacunación sea masivo. Cortes, semaforazos y homenajes en las escuelas de docentes y trabajadores de la educación fallecidos forman parte de las medidas de esta semana. Durante el fin de semana se supo del fallecimiento de otra auxiliar: Alicia Ríos, casera en la Escuela 16 del Distrito Escolar 11. Y en las últimas horas se conoció también que falleció por coronavirus el marido de la directora de la Escuela 5 del Distrito Escolar 2. Ella está aislada, igual que su hija. Estos casos, en torno a la escuela pero no pertenecientes a la escuela, son los que quedan fuera de las (poco claras) estadísticas sobre el impacto de la pandemia en el ámbito educativo presencial.

Mirá También:  HECHOS Y SUCESOS DEL MODERNO CHASCOMUS -- NOTA 90
Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *