El Juzgado Federal 3 de Rosario fijó un monto de 3.121 millones de dólares

La medida contra la firma Díaz & Forti se da como parte de una causa en la que el Banco Central denunció fuertes irregularidades en la facturación y liquidación de divisas por exportaciones, entre otros supuestos delitos.

El Juzgado Federal 3 de Rosario aplicó un embargo de propiedades y bienes en contra de la empresa cerealera Díaz & Forti y también sobre sus dos principales accionistas, por un monto total estimado en 3121 millones de dólares. La medida, de un volumen inusual para la economía nacional, se da en el marco de una causa en la que el Banco Central (BCRA) denunció fuertes irregularidades en la facturación y liquidación de divisas, entre otros supuestos delitos.

La cerealera tuvo un crecimiento exponencial en los últimos años y operaba en las plantas de Vicentin a partir de un contrato a fasón. Por el lado de la liquidación de divisas, el Banco Central le reclama un monto que llega casi a 700 millones de dólares. Las liquidaciones pendientes corresponden al menos a 95 operaciones de exportación realizadas el año pasado.

Según consta en el expediente, el organismo monetario denunció que la empresa «no realizó presentación alguna vinculada a la liquidación de las operaciones realizadas en el mercado de cambios con relación a las exportaciones en análisis, boletos u otra documentación pertinente a la negociación de cobros de esas exportaciones».

El escrito de la Justicia federal rosarina plantea que «con base en dichas circunstancias se observa la atribución de la autoría a quienes, contando con poder de decisión suficiente sobre la exportadora, no cumplieron con la obligación normativa, es decir a los señores Marcelo Darío de Vincentis y Luis Ariel Olio, tornaron penalmente incriminable a la firma Díaz & Forti S.A».

Mirá También:  JAVIER GASTÓN PARTICIPÓ DE LA INAUGURACIÓN DE LA MUESTRA “ARTE Y ARTRITIS”

El embargo

Ante el riesgo de la insolvencia de parte de los demandados, los jueces decidieron «trabar embargo preventivo sobre bienes inmuebles, rodados, buques, aeronaves y/o acciones que pudieran ser propiedad de la firma». El embargo comprende a la cerealera Díaz & Fortis S.A. y los accionistas Marcelo Darío De Vincentis y Luis Ariel Olio.

Entre los bienes embargados figuran una importante cantidad de autos de lujos de las marcas BMW, Mercedez Benz y Porsche, como así también camionetas 4×4 y motos de alta gama.

En el fallo, el juzgado también instó al BCRA a que «emita la comunicación de estilo a circularizar entre todos los intermediarios que componen el sistema financiero nacional, para que informen si la firma y los accionistas poseen cuentas a su nombre y tienen depositados fondos bajo cualquier modalidad operativa o si son titulares de cajas de seguridad, como así también que informen la existencia de cajas de seguridad a nombre de los mencionados».

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario