La hipótesis descartada por los investigadores

El fiscal Hans Christian Wolters declaró que los agentes alemanes que se encargan del caso llegaron a la conclusión de que Maddie, que ahora tendría 18 años, murió en Portugal

Después de 14 años, la desaparición de Madeleine McCann continúa siendo un misterio. La policía busca esclarecer lo ocurrido y, en esa línea, encontró nuevos datos sobre el lugar donde ocurrió el presunto asesinato de la niña británica.

En un principio, la policía creía que el principal sospechoso, Christian Brueckner, había secuestrado a Madeleine en Praia da Luz y, posteriormente, la había trasladado a Alemania. La Policía encontró en la casa de este un sótano que había sido tapiado y ocultado, con lo que creyeron que la retuvo ahí, pero esta hipótesis fue descartada.

Sin embargo, en una reciente entrevista al Sunday Mirror, el fiscal Hans Christian Wolters reveló que seguramente la niña murió “en Portugal”“Soy optimista de que resolveremos este caso”, insistió. Los nuevos indicios, aún no revelados, apuntan a que el principal sospechos mantuvo a Madeleine durante un tiempo en su departamento de Praia da Luz para después asesinarla allí y deshacerse del cadáver. “No puedo revelar el tipo de evidencia que nos entregaron, no es forense, puedo adelantar eso, pero es una nueva evidencia circunstancial que se suma a la teoría de que él es el hombre responsable”, continuó explicando Wolters.

Esta nueva información se produce días después de que los padres de la niña, Kate, de 53 años, y Gerry, de 52, dijeran que nunca perderían la esperanza de encontrarla. Fue el 3 de mayo de 2007 cuando Madeleine desapareció, días antes de cumplir 4 años. Cabe destacar que la Policía británica todavía investiga el caso como una desaparición  de persona.

Mirá También:  Vacunas contra coronavirus: Llegaron al país 864.000 dosis de Oxford/AstraZeneca

La noche en que Madeleine desapareció, sus padres cenaron con dos amigos mientras la niña y los otros dos hijos de la pareja dormían en el departamento. Al dejarla fue la última vez que la vieron.

El principal sospechoso

Actualmente Brueckner, de 44 años, está cumpliendo siete años de prisión por la violación de una mujer estadounidense de 72 años en el Algarve en 2005. En julio pasado, la Policía alemana registró una parcela en Hannover donde solía alojarse Brueckner, también conocido como Christian B.

Se cree que estaban buscando cualquier información que pudiera vincularlo con el caso. El fiscal explicó que «dado que Christian B. no vivía en esa parcela en el momento de la desaparición de Maddie, no podría haber enterrado un cuerpo allí».

Condenado por un delito de carácter sexual, Christian fue identificado por las autoridades alemanas en junio pasado como el principal sospechoso de Maddie. Se espera que fuese acusado de la desaparición de la pequeña Maddie este año. Su abogado, Friedrich Fulscher, insiste en que Brueckner no tiene nada que ver con Madeleine.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario